CUT rinde homenaje a Manuel Bustos: Primer presidente de la CUT de 1988, año del histórico triunfo del ¡NO a Pinochet!

En el marco del cuarto Consejo Directivo Nacional Ampliado (CDNA) del año, la CUT conmemoró este jueves 27 de septiembre, un nuevo aniversario del fallecimiento del histórico sindicalista, primer presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT Chile, constituida a fines de agosto de 1988, a menos de dos meses del histórico triunfo del NO a la continuidad de Pinochet en el poder. Los trabajadores organizados de la época jugaron un rol vital junto a los movimientos sociales y partidos políticos de oposición, convergiendo todos en el gran objetivo de poner fin a la sangrienta dictadura militar.

El CDNA, celebrado este jueves en el salón principal de la CUT, comenzó con un video homenaje a la trayectoria de Bustos, sindicalista desde la década de los 60 y militante del Partido Demócrata Cristiano (PDC). En la oportunidad estuvieron presentes su viuda e hija, Myriam Verdugo y Patricia Bustos respectivamente;  dirigentes de partidos políticos como Rodrigo Albornoz, presidente (s) del PDC y Lautaro Carmona, secretario General del Partido Comunista (PC); parlamentarios como Jorge Soria y la oficial de Programación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Patricia Roa. El CDNA es una de las más amplias instancias de debate de la CUT durante el año, en la cual asisten los consejeros nacionales y dirigentes de la CUT provinciales, zonales y de organizaciones afiliadas a la Central (confederaciones, federaciones, asociaciones, sindicatos de base).

“Estamos rindiendo el justo y merecido homenaje a nuestro primer presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, Manuel Bustos a 19 años de su partida física y también lo hacemos en el marco de la conmemoración de este 5 de octubre de los 30 años del triunfo del NO. Y esto no es una cosa casual, no es casual que esto venga de la mano de la reconstitución, dos meses antes del triunfo del NO, de la Central Unitaria de Trabajadores, el 20 y 21 de agosto de 1988 (…) porque en el fondo lo que se muestra ahí es que la necesidad de buscar el acuerdo, la convergencia de todos, es el camino para que nosotros podamos efectivamente darle no solo satisfacciones a nuestros representados sino que además entender esta tarea como un desafío  de la política del país”, dijo la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, en su saludo de bienvenida.

Un legado, agregó Figueroa que se traduce en “la necesidad de construir una institución, un instrumento de organización colectiva de los trabajadores que permitiese aunar los esfuerzos que se venían desarrollando desde la Coordinadora Nacional Sindical, con el Comando Nacional de Trabajadores pero  también con el movimiento juvenil, con el movimiento de pobladores, con los propios partidos políticos para llegar, efectivamente, a una convergencia que permitiese la superación de la dictadura.  No iba a ser de otra manera, y probablemente hubiésemos debido esperar más para que este objetivo principal de nuestro país se lograse, si es que no hubiese sido con la convicción de las organizaciones. Y ahí está el gran valor de instituciones como la nuestra que es la voluntad mancomunada de distintos y distintas que nos ponemos a disposición, al  servicio de  una cusa mayor”.Es por ello, que enfatizó: “Sin política, no podemos avanzar en las grandes transformaciones de Chile. Sin demanda sindical no podemos darles a nuestros afiliados la ética, la esperanza de que es posible construir un futuro con mayor bienestar y sin la alianza social, no es posible que podamos remecer la institucionalidad política: Tres factores claves y la historia así lo demostró”.

En tanto, el secretario General de la CUT, Nolberto Díaz, dijo que “siempre con pena por la  partida ya hace 19 años de nuestro máximo dirigente sindical en la época de la dictadura pero también recordamos que la CUT se refundó unos meses antes  del Plebiscito, donde Manuel Bustos jugó un papel muy importante, convocando a los trabajadores y organizándolos en torno a la unidad para defender la libertad y recuperar la democracia. La fuerza de los trabajadores, de los pobladores, de los jóvenes, fue la que convocó a esta gran gesta del triunfo del NO que, de una manera pacífica logramos que la dictadura retrocediera y recuperáramos la libertad. Ya llegará el minuto en que la historia consigne el aporte de los dirigentes sindicales, estudiantiles y vecinales para lo que fue esta gran gesta histórica donde los trabajadores y particularmente Manuel Busto, jugaron un rol muy importante”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *