Sin ningún respeto hacia los trabajadores: Ministro Larraín cancela unilateralmente reunión de negociaciones con el sector público y opta ir a almuerzo de la Sofofa

Este martes, a las 11:30 horas, estaba programada la segunda reunión  con autoridades de Hacienda  para abordar el Pliego  y Propuesta de Reajuste y Mejoramiento de las condiciones laborales de las y los trabajadores del Estado centralizado y descentralizado para el período 2018-2019. A esa hora los dirigentes de los 15 gremios que componen la Mesa del Sector Público (MSP), acompañados por la presidenta y secretario General de la CUT, Bárbara Figueroa y Nolberto Díaz respectivamente, llegaron hasta las dependencias del Ministerio de Hacienda.  Sin embargo, el ministro de la cartera,  Felipe Larraín dejó literalmente “plantados” a los dirigentes al no presentarse al encuentro.

Esta reunión había quedado agendada desde el pasado 19 de octubre. La excusa que dio Larraín para no asistir al encuentro, fue la movilización de protesta que está realizando la ANEF (uno de los 15 gremios de la MSP) por los 2500 funcionarios públicos despedidos durante el Gobierno actual. Sin embargo, para los dirigentes este argumento es un chantaje y una mera excusa, toda vez que, como así lo recoge la prensa,  el ministro Larraín efectivamente asistió al Encuentro Anual de la Industria 2018 organizado por la Sofofa,  gremio de los grandes empresarios que justo este martes se desarrollaba con un almuerzo en la Región Valparaíso; evento que estaba fijado iniciarse a las 12 horas.

La molestia de los dirigentes se expresó con la acción pacífica de quedarse por cerca de dos horas sentados en la Biblioteca de la Dirección de Presupuestos, Dipres del Ministerio de Hacienda, lugar donde se está llevando a cabo el proceso de negociaciones. Cabe consignar que muchos dirigentes vienen de regiones especialmente a estas reuniones en Santiago.

La presidenta de la multigremial, explicó que: “De manera unilateral el ministro de Hacienda suspendió la reunión excusándose y dando cuenta que era producto de acciones y movilizaciones de otros gremios. Sin embargo, con el transcurso de las horas, nos vamos dando cuenta que la motivación principal del ministro de Hacienda, era poder participar en eventos con el empresariado, Pareciera ser que la verdadera motivación detrás de esto, es ir a rendir pleitesías a quienes tienen que darle cuenta de la acción del Gobierno  y no reunirse con los trabajadores y trabajadoras que es el primer mandato que tiene n las autoridades que es  velar por los intereses púbicos y, particularmente en el caso del Ministerio de Hacienda, por las arcas fiscales y en segundo lugar en su calidad de empleador, el deber de negociar con los trabajadores y trabajadoras del Estado”.

Figueroa agregó que permanecieron en el lugar de la reunión por más de dos horas: “A la espera de una explicación. No ha bajado ninguna autoridad competente para poder entregarnos una explicación (…). Lo prudente es que frente a estas situaciones, no se nos envíen correos sino que más bien se hable directamente tanto con los encargados de la Mesa, con los presidentes y presidentas o incluso con los dirigentes de la Central para poder dar cuenta de cuáles son los verdaderos motivos y ver  si amerita o no  la suspensión de una reunión porque, en un marco de diálogo social no es la autoridad la que define cuándo se reúne o cuándo no, sino que es un diálogo entre las partes y frente a eso lo que hemos decidido es quedarnos acá en una acción pacífica (…). Nosotros no vamos a estar a disposición de la voluntad de los gobiernos de turnos y menos aún de los tiempos de las agendas de los ministros. Este es un proceso que requiere rigor,  que requiere seriedad y si estamos pensando en las actuales situaciones en la que se encuentran los trabajadores: Incertidumbre, salarios estancados, altos niveles de cesantía, claramente el Estado como empleador no puede darse el lujo de llegar y suspender reuniones solo para ir a rendirle cuenta hoy día a los actores de la Sofofa y no reunirse con los trabajadores del Estado”.

Es por ello, que exigió programar una pronta nueva reunión: “Esperamos que se agende a la brevedad y no cuando los ministros tengan tiempo sino que mañana (miércoles) una nueva fecha de reunión (…) porque los trabajadores y las trabajadoras del Estado está  esperando cuál va a ser la respuesta” a su pliego 2018/2019.

En tanto, el presidente de la ANEF, Carlos Insunza, calificó como un  argumento falaz y un chantaje la excusa del Gobierno de responsabilizar a las movilizaciones de su gremio de la suspensión de esta reunión: “Esta es una situación absolutamente inédita. SI el gobierno, particularmente el Ministerio de Hacienda, pretende instalar un chantaje  que lo quiere es inmovilizar a las organizaciones del sector público durante todo el proceso de negociación para no avanzar, esto ha sido tajantemente rechazado por la Mesa. Tenemos absoluta claridad, ya lo vimos en la primera reunión, de que estamos ante una disposición absolutamente dilatoria por parte del Gobierno para esta negociación y que se ha manifestado nuevamente en el día de hoy. Nuestro llamado, el  acuerdo de la Mesa, es a exigir la reinstalación pronta en los días que quedan de esta semana, si es posible mañana o más tardar en el inicio de la próxima para retomar un ritmo adecuado. Evidentemente si esto no ocurre,  se tomarán definiciones de cómo presionar adecuadamente al gobierno respecto del proceso de negociación. La pretensión del Gobierno de inmovilizar y chantajear a la organizaciones sindicales del sector público no la aceptamos, ni validamos los argumentos falaces que hoy día nos han entregado para suspender esta reunión”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *