CUT condena asesinato del comunero mapuche por parte del Comando Jungla y exige su retiro de la zona

La CUT exigió el retiro inmediato de la zona militarizada de la fuerza policial antiterrorista luego de conocerse la trágica noticia de la muerte del joven comunero Camilo Catrillanca, ocurrida la tarde de este miércoles tras ser baleado en la cabeza por miembros del Comando Jungla mientras realizaban un operativo policial en la comunidad de Temucuicui, Ercilla, Región de La Araucanía.

Asimismo, instó al Gobierno a condenar el crimen de  Camilo (24 años, nieto de lonco Juan Catrillanca) y a establecer a la brevedad una investigación para esclarecer con prontitud los hechos que, claramente, van en línea contraria a lo que tan profusamente ha difundido el Gobierno en torno a su llamado “Acuerdo Nacional para el Desarrollo y la Paz en La Araucanía”, enfatizando que la máxima  responsabilidad del desenlace de este operativo policial -con el cual el Comando Jungla cobra su primera víctima- la tiene el ministro del Interior pues las fuerzas policiales del país dependen de esta cartera de Estado.

La creación del Comando Jungla ha profundizado, señalaron los dirigentes,  una política de represión y violencia contra el pueblo mapuche que no ha solucionado un conflicto histórico sino más bien ha instalado un estado de excepción, violentando permanente sus derechos, vulnerando así también el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que Chile ratifico y está en vigencia desde el año 2009, el cual se fundamenta en la responsabilidad de los gobiernos de proteger los derechos de los pueblos indígenas y tribales,  respetando  sus culturas y formas de vida y reconociendo sus derechos sobre las tierras y los recursos naturales, así como el derecho a decidir sus propias prioridades en lo que atañe al proceso de desarrollo. Convenio que la CUT ha señalado se respete en reiteradas ocasiones y recientemente en la 19° Reunión Regional Americana en Panamá realizada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Es por ello, que la Central, enfatizo que el camino no es el uso de la fuerza represiva sino generar políticas y reformas Constitucionales que le otorguen al pueblo mapuche derechos plenos.

Resistida desde un principio por diversas organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos y defensa de derechos de los pueblos originarios, la Unidad de Fuerzas Especializadas en Organizaciones Criminales y Terroristas -denominado Comando Jungla- la creo el Gobierno de Piñera en junio pasado, conformada por 80 funcionarios de Carabineros que se prepararon en Colombia y Estados Unidos para combatir en zonas rurales, recibiendo entrenamiento en tácticas anti-guerrilla con uso de armamento bélico. Está desplegada en las provincias de Cautín y Malleco, Región de La Araucanía y en  la provincia de Arauco y la comuna de Alto Biobío, Región del Biobío.

Nuestra solidaridad con la familia del joven comunero mapuche asesinado, Camilo Catrillanca, y con todo el pueblo mapuche que continúa con fuerza inagotable su justa lucha.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *