CUT y gremios de la Salud Pública denuncian masivos despidos injustificados y exigen al MinSal su reincorporación

Solo en las secretarías regionales ministeriales de Salud (Seremis), alrededor del 10% de trabajadores de la dotación total fueron despedidos el viernes pasado; la cifra aumenta si se consideran los casos registrados en distintos hospitales y otros servicios dependientes del Ministerio de Salud (MinSal). Es por ello que la Secretaría de Salud de la CUT junto a gremios del sector realizaron este lunes una protesta en el frontis del edificio del MinSal  y entregaron una carta a las autoridades en la que solicitan reincorporación de los funcionarios despedidos y una exhaustiva  revisión de los procedimientos aplicados pues a juicio de los dirigentes se trata de despidos arbitrarios.

Así lo denunció la encargada de dicha secretaría, la consejera nacional de la CUT, Karen Palma, explicando que hay notificaciones de despidos en todos los servicios aunque el golpe mayor lo sufrieron los trabajadores y trabajadoras de  las seremis de salud, donde: “Calculamos que el viernes se notificó al alrededor del 10% de la dotación total. Esto lo vemos con mucha preocupación no solo por el tema de los despidos sino que también marca un enfoque hacia qué modelo de salud queremos ir”, resaltando que  las seremis juegan “un rol fundamental  a la hora de la promoción y prevención en salud y cuando vemos que es desmantelado significa que vamos a tener menos prevención, menos promoción de la salud y, solamente, nos vamos a centrar en una sociedad enferma, en un modelo que hoy día solo atiende pacientes con enfermedades ya desarrolladas”.

En la carta, dijo Palma, solicitaron al ministro Emilio Santelices: “Revisar y reincorporar a los cientos  de trabajadores que han sido desvinculados. Vemos con preocupación cómo en un sector que es tan dañado que hace falta tanto recursos humanos, hoy se desvincula de forma arbitraria a trabajadores y trabajadoras, independiente de la cantidad de años de servicio, de su nivel técnico y de la función que cumplen para toda la población (…).En todos los servicios hay desvinculaciones. Lo preocupante es que no es gente de confianza del Gobierno anterior sino que más bien gente con capacidades técnicas, con más de cinco años de servicio”.

Consultada si ante estos despidos, no se habría respetado por parte de las autoridades la reciente actualización del Oficio Circular N°21 que regula los procesos de renovación de personal a contrata del Estado  -en el que está establecido que las causas de no renovación de contrato tienen que estar “debidamente fundadas”- Palma fue categórica en asegurar que: “Si bien la Circular es una herramienta, hoy día vemos cómo en  los servicios se está desconociendo y se están aplicando de igual forma los despidos arbitrarios. Por eso el motivo de la Carta, directamente al ministro como responsable político de la repartición a que pueda ordenar y mandatar la reincorporación de esos trabajadores y la revisión acuciosa  de cada uno de los procedimientos que se han llevado cabo hasta ahora para desvincularlos”.

Desde el punto de vista de género, el sector Salud, es el que tiene la mayor cantidad de mujeres trabajadoras, afirmó la dirigente: “En nuestro sector, el 70% un poco más, son mujeres, y hoy las principales impactadas con todo este tema de los despidos arbitrarios, son mujeres, jefas de hogar que son afectadas con estas medidas que albergan un enfoque de este Gobierno hacia la Salud de Chile y también obviamente el creer que los trabajadores del Estado somos un botín del gobierno de turno”.

Profundizando aún más en las razones para estos masivos despidos, Palma señaló que está claro que en el sector Salud “no sobran” trabajadores. Y eso se demuestra, acotó, en que “cada día más estamos requiriendo de personal externo. Se está contratando empresas a través de suministro de personal , externalizando. Lo que creemos es que esto fue una maniobra para achicar nuevamente el Estado y hacemos un llamado de atención sobre esto, porque creemos que el área de la Salud es una de las áreas más sensibles de la atención pública. En las seremis entendemos que hay una reducción de personal, en el resto obviamente también viene un cierto grado de contrataciones nuevas, pero no la totalidad; después también se hace la maniobra y  se contrata vía extra sistema”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *