NoticiasUncategorized

Comisión Asesora de la CUT: Reformas previsional y Plan Laboral de Piñera se sustentan en dogmas que se han ido cayendo con el tiempo

Expertos de los centros de estudios de transversales fuerzas políticas progresistas y connotados abogados, economistas, sociólogos, comunicadores sociales, conforman la Comisión Técnica Asesora en Políticas Públicas  convocada por la CUT en conjunto con su Fundación Instituto de Estudios laborales (FIEL).

Su tarea no solo apunta al análisis de las iniciativas legislativas del Gobierno también entregar fundamentos teóricos a la CUT para dar mayor sustento técnico a  los desafíos  y estrategias que la Central se ha propuesto en su Plataforma de Lucha 2017-2021, en el marco de su proceso de Autorreforma Sindical mandatado en el último Congreso Nacional.

La Comisión, en su última reunión realizada el jueves pasado en la sede de la CUT,  analizó la reforma de pensiones y los informes de las mesas de trabajo convocadas por el Gobierno de Piñera sobre los 5 ejes que debiese incorporar su eventual proyecto de ley en torno a la “modernización del mercado laboral”. En la oportunidad estuvieron presente: Patricia Silva, del Instituto Igualdad; Pía Castelli y Jorge Salinero de la Fundación Por la Democracia; Fabián Guajardo y Andrés Bustamante de Nodo XXI y Luis Villazón del Instituto de Ciencias Alejandro Lipschutz (ICAL). También asistieron Arlette Gray, Dominique Klawann, Simon Reperger de la Fundación Friedrich Ebert (FES Chile); Roberto Morales, de la FIEL; Pablo Zenteno, abogado laboral, Andras Uthoff, miembro del Consejo Consultivo Previsional,  ingeniero Comercial Universidad de Chile y PhD Universidad de California, Berkeley y Osvaldo Badanier, periodista, master en Comunicación, asesor sindical y ex vicepresidente del PDC.

Sobre las conclusiones de estos  informes para reformar el mundo del Trabajo, Fernando Carmona, economista y secretario Ejecutivo de la Comisión, dijo que para los expertos en el mercado laboral estas: “No tienen base en la realidad”, argumentando que las conclusiones no están fundamentadas en datos que puedan ser comprobados por todos: “Aquí no hay ningún dato”. En particular  respecto de la insistencia del Gobierno por profundizar la flexibilidad laboral, Carmona dijo que: “Lo que está detrás de esto, es una creencia ciega en que la medida en que los mercados laborales son flexibles  funcionan mejor y dan mejores resultados. Y eso, no se ha demostrado nunca: Es un dogma entre los economistas neoliberales o más ortodoxos. Entonces ellos están tratando de imponer su dogma”. Además, lo que provocan estas medidas es más bien aislar al trabajador, fragmentar la organización colectiva puesto que, puntualizó: “Ellos consideran que los sindicatos impiden esta flexibilidad que permite que los mercados se ajusten. Actúan básicamente siguiendo una escuela de pensamiento y ciertos dogmas de académicos que se han ido cayendo con el tiempo. En países más industrializados, con sindicatos más fuertes y ramales, los resultados de las empresas son mucho mejores pero ellos insisten en flexibilizar”.

Silva, coordinadora del Programa Laboral del Instituto Igualdad, dijo que hay consenso en la Comisión de calificar estos informes como propuestas fuertemente antisindicales: “Tienen un diagnóstico sin ningún tipo de información, ni fuentes, ni datos estadísticos. Se hacen afirmaciones en dichos informes laborales que no están corroborados con ningún solo dato (…). Ha sido consenso de la comisión que tiene un componente antisindical muy fuerte”. Particular preocupación manifestó con la idea de reabrir el debate sobre extensión de beneficios y el piso de la negociación: “Son dos temas muy sensibles que han sido una herramienta importante en el fortalecimiento sindical (…): En esos dos componentes hay una mirada, sin duda, de hacer una contrarreforma a la reforma anterior (Ley 20.940) y en algunas propuestas hechas, incluso queda en condiciones anteriores a la reforma. Es regresiva”.

En tanto la evaluación de la Comisión en torno al proyecto de ley que intenta reformar el sistema previsional, Carmona señaló que: “Tiene carácter muy elitistas porque los bonos que se proponen, las mejoras van a terminar recayendo en aquellas personas  que están con mejores resultados socioeconómicos, con mejores empleos. Está muy enfocada en mejorar a los que ya están mejor”. Es por ello, precisó que también es una reforma dogmática: “Porque,  lo que no van a lograr  hacer con la reforma, es resolver el problema que crean las AFP. Entonces la única explicación para seguir hacia la AFP, es porque tienen un dogma, en donde la creación de AFP es más eficiente, donde los Estados tienen que ser lo más chicos posibles, o sea, puros dogmas de la derecha que por lo demás son trasnochados y que se demuestra que no son resultados que se den en otras partes del mundo. Entonces el problema, es que nosotros vivimos en uno de los países con más dogmas neoliberales, con más saltos de fe hacia el neoliberalismo y eso,  no nos lo hemos podido quitar, somos un país muy raro en ese sentido. Lo que uno esperaría es que incorporaran toda la evidencia internacional, pero en realidad lo que ellos hacen es seguir manteniendo las recetas que en su momento instaló Pinochet con la dictadura a sangre y fuego”.

Uthoff, sobre la reforma de pensiones, enfatizó que: “Es más de lo mismo. Cada una de las medidas que se están tomando, sencillamente es fortalecer lo que hoy día hay. Y estamos viendo que lo que hoy día hay, los expertos en fondos de pensiones dicen que no da resultado. En consecuencia creo que la CUT tiene un trabajo muy importante que hacer al cual nosotros estamos ayudando a elaborar”.

¿Qué elementos no contribuyen a mejorar el sistema?: “De partida, seguir pensando en un esquema de ahorro individual. Y lo que estamos viendo es que la mayoría de la gente no tiene una capacidad de ahorro como para financiar una pensión a lo largo de su vida activa”,  señaló Uthoff.

Esta comisión asesora en políticas públicas, explicó Carmona: “Tiene como fin asesorar a la CUT,  a su directiva nacional a su Ampliado para que la CUT tenga los fundamentos técnicos más afinado posible para sostener sus posturas y estrategias. Por lo tanto,  lo que nosotros hacemos, es tomar la estrategia que nos entregan los dirigentes de la Central, y a partir de ahí empezar a  establecer  análisis que puedan sostener esa posiciónLo que hacemos es apoyar el trabajo y las estrategias que toma la Central de manera autónoma”. Sus tareas comprenden un informe anual sobre la situación del mundo laboral e informes particulares que dependerán de los debates país, más relevantes para los trabajadores y trabajadoras.