Noticias

Huelga General Feminista: Masiva, transversal e histórica marcha del 8 de Marzo

Bajo la consigna transversal: ¡Contra la precarización de la vida, mujeres trabajadoras en Huelga Feminista!, miles de mujeres  marcharon a lo largo de todo el país el pasado viernes 8 de marzo en el  marco de la Huelga General Feminista convocada por la Coordinadora Feminista 8 de Marzo.  Solo en Santiago, las organizadoras estimaron en más de 400 mil asistentes los que se tomaron las “grandes alamedas”.

Muy contentas de haber sido parte de esta jornada histórica”, dijo la presidenta de la CUT Bárbara Figueroa quien junto al comité Ejecutivo, consejeros y sindicatos afiliados a la Central, marcharon en Santiago sumándose a la convocatoria para conmemorar el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. En regiones, las CUT provinciales también se hicieron presentes.

Amalia Pereira, vicepresidenta nacional de la CUT, señaló que esto demuestra también que “la calle sigue siendo el espacio de las mujeres que luchan exigiendo sus derechos. La Central Unitaria de Trabajadores unida en la fraternidad del pueblo unido, de sus trabajadores y trabajadoras”.

Tamara Muñoz, vicepresidenta de Relaciones Internacionales de la CUT: “Hemos visto como se han volcado a las calles las mujeres reivindicando sus derechos y exigiendo mejoras tanto salariales como en derechos sociales. Felices y contentas de ser parte de esta gran marcha que es bastante trascendente y que va a marcar un hito en la historia”.

Las calles del país, se desbordaron  con la masiva presencia de mujeres exigiendo igualdad de derechos.  En Santiago, la marcha estaba autorizada seguir desde Plaza Italia hasta calle Echaurren solo por la calzada sur de la Alameda. Sin embargo, la presión de la multitud, obligó a Carabineros abrir ambas calzadas.

¡NO + femicidios!” y los cánticos “¡No, no, no…¿qué parte no entendiste la  N o la O?, y “…nos matan y nos violan y nadie hace nada! ”, fueron algunos de los gritos que con fuerza se escucharon en las calles de Chile condenando los asesinatos de mujeres por parte de sus parejas o ex parejas, los cuales en lo que va del año, ya suman 11 y 22 los casos de femicidios frustrados.

¡Reivindicación del trabajo doméstico y campesino!”, ¡Trabajo digno!”, “¡No más estereotipos en el deporte!”, “Feminismo anticapitalista”, “¡Si estudiamos la misma carrera y tenemos el mismo cargo…¿por qué nuestros sueldos son distintos?”, “¡Suban las pensiones!”, “¡Muerte a la normalización del acoso!”.  Así rezaban algunos de los miles de carteles que enarbolaron durante las marchas en un día en que existe coincidencia en calificar de “histórico” y uno de las jornadas “más masivas de los últimos años”.

Sobre los desafíos para reducir la brecha de género en el mundo del trabajo, Figueroa, enfatizó que: “No podemos entender el desafío de superar las desigualdades en nuestros país el mundo si no es de la mano de las desigualdades intra-trabajadores. En nuestro caso, nos golpea de manera muy dura siendo las mujeres quienes percibimos ingresos menores que los varones por igual función o igual trabajo (…). De  manera más tardía nos incorporamos al mundo del trabajo por hacer y asumir las labores de la casa o las que primero nos retiramos del mundo del laboral, porque hay algún problema en nuestros hogares. Somos las que no recibimos ninguna remuneración por las labores de trabajo doméstico; hoy está siendo un gran debate a nivel mundial su pago efectivo y su reconocimiento como trabajo. También los derechos inalienables por terminar con la violencia y el acoso en el espacio laboral, no pueden hacernos indiferentes”.

Bajo la consigna transversal: ¡Contra la precarización de la vida, mujeres trabajadoras en Huelga Feminista!, miles de mujeres  marcharon a lo largo de todo el país el pasado viernes 8 de marzo en el  marco de la Huelga General Feminista convocada por la Coordinadora Feminista 8 de Marzo.  Solo en Santiago, las organizadoras estimaron en más de 400 mil asistentes los que se tomaron las “grandes alamedas”.

Muy contentas de haber sido parte de esta jornada histórica”, dijo la presidenta de la CUT Bárbara Figueroa quien junto al comité Ejecutivo, consejeros y sindicatos afiliados a la Central, marcharon en Santiago sumándose a la convocatoria para conmemorar el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. En regiones, las CUT provinciales también se hicieron presentes.

Amalia Pereira, vicepresidenta nacional de la CUT, señaló que esto demuestra también que “la calle sigue siendo el espacio de las mujeres que luchan exigiendo sus derechos. La Central Unitaria de Trabajadores unida en la fraternidad del pueblo unido, de sus trabajadores y trabajadoras”.

Tamara Muñoz, vicepresidenta de Relaciones Internacionales de la CUT: “Hemos visto como se han volcado a las calles las mujeres reivindicando sus derechos y exigiendo mejoras tanto salariales como en derechos sociales. Felices y contentas de ser parte de esta gran marcha que es bastante trascendente y que va a marcar un hito en la historia”.

Las calles del país, se desbordaron  con la masiva presencia de mujeres exigiendo igualdad de derechos.  En Santiago, la marcha estaba autorizada seguir desde Plaza Italia hasta calle Echaurren solo por la calzada sur de la Alameda. Sin embargo, la presión de la multitud, obligó a Carabineros abrir ambas calzadas.

¡NO + femicidios!” y los cánticos “¡No, no, no…¿qué parte no entendiste la  N o la O?, y “…nos matan y nos violan y nadie hace nada! ”, fueron algunos de los gritos que con fuerza se escucharon en las calles de Chile condenando los asesinatos de mujeres por parte de sus parejas o ex parejas, los cuales en lo que va del año, ya suman 11 y 22 los casos de femicidios frustrados.

¡Reivindicación del trabajo doméstico y campesino!”, ¡Trabajo digno!”, “¡No más estereotipos en el deporte!”, “Feminismo anticapitalista”, “¡Si estudiamos la misma carrera y tenemos el mismo cargo…¿por qué nuestros sueldos son distintos?”, “¡Suban las pensiones!”, “¡Muerte a la normalización del acoso!”.  Así rezaban algunos de los miles de carteles que enarbolaron durante las marchas en un día en que existe coincidencia en calificar de “histórico” y uno de las jornadas “más masivas de los últimos años”.

Sobre los desafíos para reducir la brecha de género en el mundo del trabajo, Figueroa, enfatizó que: “No podemos entender el desafío de superar las desigualdades en nuestros país el mundo si no es de la mano de las desigualdades intra-trabajadores. En nuestro caso, nos golpea de manera muy dura siendo las mujeres quienes percibimos ingresos menores que los varones por igual función o igual trabajo (…). De  manera más tardía nos incorporamos al mundo del trabajo por hacer y asumir las labores de la casa o las que primero nos retiramos del mundo del laboral, porque hay algún problema en nuestros hogares. Somos las que no recibimos ninguna remuneración por las labores de trabajo doméstico; hoy está siendo un gran debate a nivel mundial su pago efectivo y su reconocimiento como trabajo. También los derechos inalienables por terminar con la violencia y el acoso en el espacio laboral, no pueden hacernos indiferentes”.