Noticias

CUT respalda campaña de trabajadores(as) de Impuestos Internos: “Que no te pasen gato por liebre” No a la Reforma Tributaria

Debilita el sistema de Fiscalización y Justicia Tributaria y con ello facilita la evasión y elusión tributaria y el lavado de dinero; les devuelve impuestos a los más ricos del país, perdiendo así la posibilidad de reenfocar estos montos invirtiéndoles en  ámbitos como, por ejemplo, subir las pensiones básicas;  complejiza la tributación de los pequeños y medianos empresarios y pone en riesgo el financiamiento de programas sociales que benefician a la población de menores ingresos.

En conferencia de prensa realizada este lunes en la sede la CUT, la presidenta de la multigremial Bárbara Figueroa entregó pleno respaldo a esta campaña “Que no te pasen gato por liebre”, lanzada por la Asociación de Fiscalizadores del Servicio de Impuestos Internos (AFIICH) y la Asociación Nacional de Funcionarios de Impuestos Internos de Chile (ANEIICH) que cuenta también con el patrocinio de la  Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF) y del Frente de Trabajadores de Hacienda (FTH). Iniciativa que  entrega de manera didáctica los argumentos técnicos para rechazar el proyecto de Ley que “moderniza” el sistema tributario y que el Gobierno de Sebastián Piñera ingresó al Parlamento en agosto del año pasado. Las voces disidentes van en aumento y el llamado al Parlamento es a ni siquiera aprobar la idea de legislar esta propuesta del Ejecutivo.

Respaldamos la iniciativa y la campaña que están levantando las asociaciones en conjunto con la ANEF respecto del debate tributario y que nos preocupa de sobre manera a los actores sociales, en tanto esperamos que efectivamente cualquier iniciativa de ley no genere retrocesos y menos aún en un escenario de incertidumbre como el que estamos viviendo hoy”,  dijo Figueroa advirtiendo lo “tremendamente preocupante” que es este proyecto de ley pues con él: “Se genera una puerta para que se haga una rebaja de impuestos que implique reducir el aporte de los mayores contribuyentes, de quienes más perciben”.

Juan Apablaza, presidente de la AFIICH, explicó que esta campaña -a través de afiches, videos y redes sociales con el  #NoAlaNuevaReformaTributaria- tiene como motivación mostrarle a la ciudadanía y parlamentarios que: “Este proyecto es un retroceso para el país, porque no solamente se dejan de percibir muchos ingresos sino que además en particular quita facultades que tiene hoy la Fiscalización en el SII (…) cuando hoy, más de U$8500 millones por año se van como flujo ilícito fuera del país, por concepto de evasión, elusión y lavado de dinero”, cuestionando también que Chile no haya firmado –el año pasado- un acuerdo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE): “Chile fue uno de los pocos países que no firmó una declaración para combatir la corrupción, evasión, elusión y el lavado del dinero. Queremos una explicación, porque este convenio lo firman todos los países que son parte y que siguen los lineamientos de la OCDE. No se entiende cómo Chile queda fuera de esto ad porta de este proyecto reforma tributaria”.

Asimismo, el dirigente aclaró que el “Gobierno ha dicho que la integración que se ve en US$833 millones que se le devuelve al 1% más rico de las empresas, se va a compensar con una mayor recaudación de US$1200 millones por la boleta electrónica pero ya hemos demostrado y que el gobierno reconoció, que este cálculo está erróneo”. También llamó a los parlamentarios a que “No se dejen engañar con esta limosna que está dando el Gobierno a regiones para dejarlas exento de algún tipo de impuesto, porque lo más probable es que sea para 1 o 2 años pero después  no va haber más recaudación, por tanto no va a haber más aporte”.

En tanto, Marcos González, presidente de la ANEIICH,  junto con enfatizar que esta reforma de ley afecta a toda la población, explicó que hicieron: “El ejercicio de calcular cuánto serían, eventualmente, los beneficios tributarios que se entregarían a los grandes empresarios y personas de mayor ingreso del país y qué podríamos hacer nosotros con estos recursos si los enfocáramos a otro tipo de necesidades sociales como por ejemplo en Pensiones, Salud, Educación. En Pensiones, permitiría en el día de hoy sin necesidad de recurrir al aumento de capitalización que propone el Gobierno (…) sin necesidad de un proyecto de ley y (solo) redestinando estos recursos a incrementar las pensiones de nuestros adultos mayores,  las pensiones básicas solidarias (subirían) desde $107 mil actuales a más de $200 mil”. Es por estas razones que califica este proyecto de ley “injusto, incrementa las inequidades del sistema tributario chileno y por lo mismo es un de las principales razones por las cuales no puede ser aprobado”.