CUT se suma a llamado a participar masivamente en el concierto: “Por el Derecho a vivir en Paz”

Reconocidos artistas y bandas nacionales como Inti Illimani, Illapu, Villa Cariño, Sol y Lluvia, Banda Conmoción, Tomo como Rey, Cholomandinga, Manual de Carroña, Héctor Pávez & La Folckband, Ankatu Alquinta, Evelyn Cornejo, Juan Ayala, Francisco Villa y Carmen Prieto, se han sumado a este evento que se realizará el próximo domingo 24 de marzo en la capital a contar de las 15 horas en  el Paseo Bulnes, frente al Palacio de La Moneda.

El acto es organizado por fuerzas sociales, estudiantiles y políticas que están convocando transversalmente a la ciudadanía a participar con sus familias para “defender nuestro derecho a vivir en paz”, manifestando así la preocupación “ante la proliferación de posiciones y discursos de odio y agresiones a la soberanía de los pueblos de América Latina y El Caribe, lo cual pone en riesgo a nuestro continente declarado Zona de Paz por la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) hace 5 años”; la CELAC en su declaración de enero 2014, enfatizó, entre otros puntos: “Nuestro compromiso permanente con la solución pacífica de controversias a fin de desterrar para siempre el uso y la amenaza del uso de la fuerza de nuestra región”.

En este marco, los organizadores rechazan el intervencionismo del gobierno de Donald Trump y  de sus aliados quienes “mediante sanciones económicas castigan al pueblo venezolano y profundizan el conflicto (…) y que abiertamente llaman  a un golpe de Estado y a la intervención militar extranjera (…). Dichos actos atentan deliberadamente con la posibilidad de la superación pacífica de una crisis que deben resolver las y los venezolanos”. Y por estas razones que también rechazan el rol que está jugando en esto el Presidente Sebastián Piñera, quien además  ha creado  el cuestionado bloque de naciones  “Para el Progreso de Suramérica” (Prosur) -desdeñando así a la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR)- convocando en la capital a una cumbre de Presidentes de la región, excluyendo a Venezuela, para el 22 de marzo.

Carla Toro, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH), dijo  que este acto cultural y político es en protesta por “el intervencionismo que está viviendo Latinoamérica y la violencia desmedida que estamos sufriendo por parte de las fuerzas policiales en Latinoamérica. Es un concierto que se enfoca en la paz, en el NO al intervencionismo, SÍ a la autonomía de los pueblos”.

Alicia Lira, presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos, señaló: “Como chilenos que tenemos una historia, debe recordarse la década del  70, donde toda Latinoamérica estaba bajo dictadura. Por eso exigimos que el problema lo solucionen los venezolanos entre ellos. NO a la intervención extranjera. No queremos golpes de Estado, no queremos intervención del imperio norteamericano, que los venezolanos se escuchen entre sí y vean ellos la solución para su país”.

Gustavo Lulo Arias, del grupo Legua York, calificó que: “Con este clima que se está armando desde el norte de nuestra América hacia el resto del continente, son tiempos difíciles. Latinoamérica está inquieta, y nosotros como músicos como artistas,   tomamos la bandera que nos dijera el gran Víctor Jara de que Chile, Latinoamérica y el mundo, tiene derecho a vivir en paz y por eso que llamamos a toda la comunidad de nuestro país a que asista a este evento y también replicarlo en regiones”.

Marco Canales, consejero nacional de la CUT, expresó el respaldo de la Central  a este evento porque: “Los trabajadores y trabajadoras, tanto públicos como privados de nuestro país, quieren la paz. Deseamos la paz, no queremos una intervención de los Estados Unidos como ocurrió en Chile. Hasta el día de hoy, miles y miles de trabajadores y trabajadoras estamos pagando los costos de la intervención que tuvimos por parte del imperio norteamericano en el año 1973: Tenemos un sistema previsional que fue impuesto a sangre y fuego; tenemos una lógica de mercado que ahonda en lo individual por sobre lo colectivo. Por lo tanto si ya vivimos esa lección como trabajadores de nuestro país, no queremos que eso se vuelva a repetir en Latinoamérica (…). Los trabajadores somos solidarios también con los trabajadores de Latinoamérica y no queremos injerencia ni tampoco que nos vengan a pautear de ningún lado lo que tenemos que hacer”.

Sobre la Cumbre Prosur, Canales manifestó  que Piñera lo organiza “particularmente para ordenar la Derecha latinoamericana (…) y cuando se ordena la Derecha empresarial y de Presidentes de Latinoamérica, los resultados siempre son mayor costo de vida para los trabajadores, mayor desempleo y mayor desigualdad social”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *