Día Mundial del Agua: Chile sale a la calle por el derecho, defensa y recuperación del agua

“Los más ricos suelen recibir servicios de agua, saneamiento e higiene de calidad a un coste bajo o muy bajo, mientras que los más pobres pagan un precio mucho más alto por un servicio de igual o menor calidad”. Ese es uno de los datos que destaca la Organización de Naciones Unidas (ONU) en el Día Mundial del Agua -que se conmemora este viernes 22 de marzo- alertando que: “Unos 4.000 millones de personas —casi dos tercios de la población mundial— padecen escasez grave de agua durante al menos un mes al año (…) y el 80% de las personas del mundo que tienen que usar fuentes de agua no seguras o no protegidas,  vive en las zonas rurales”.

En el año 2010, la ONU reconoció que “el derecho al agua potable y el saneamiento es un derecho humano esencial para el pleno disfrute de la vida y de todos los derechos humanos. Por derecho humano al agua se entiende el derecho de toda persona, sin discriminación, a disponer de agua suficiente, segura, aceptable, accesible y asequible para uso personal y doméstico, y comprende el agua para el consumo, el saneamiento, la colada, la preparación de alimentos y la higiene personal y doméstica”.

En Chile la crisis hídrica se agudiza. Se habla de efectos del “cambio climático” y de una “megasequía” que ya lleva una década y que la disponibilidad de agua ha disminuido hasta en un 37% en algunas zonas. Muestra de ello son las dramáticas postales que deja hoy la otrora turística Laguna de Aculeo (comuna de Paine): Hoy completamente seca, impactando con ello también los puestos de trabajo que se generaban a su alrededor.

Pero el factor humano depredador, es pieza clave en la vulneración de este consagrado derecho al agua, porque no solo es la falta de lluvia la causa de esta crisis. Por ejemplo, de acuerdo al informe de diciembre del año pasado del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), sobre la situación que vive la Provincia de Petorca (Región de Valparaíso) concluyó que las causas de la escasez de agua: “No solo se debía a la falta de precipitaciones y sequía en la zona, sino que además a los siguientes factores: El cambio de uso de suelos que generó la agricultura (paltos y cítricos);otorgamiento de derechos de aprovechamiento de aguas en cuencas extinguidas y priorización de la función productiva del agua por sobre el consumo humano”. Además constató que: “Las empresas agrícolas y mineras no evalúan el impacto que sus faenas generan en las comunidades, afectando los derechos de sus habitantes”, enfatizando que hay sobreexplotación del recurso hídrico y categorizando el caso de Petorca como “usurpación de aguas” que  vulnera: “Derecho a vivir en un medioambiente libre de contaminación. Derecho al agua. Derecho al territorio y a los recursos naturales (Convenio 169 de la OIT).  Derecho a la participación y derecho a la alimentación”.

De hecho, la prensa en febrero pasado, dio a conocer el caso de un robo de agua tras la denuncia del Movimiento de Defensa del Agua, la Tierra y el Medioambiente (Modatima) y la Municipalidad de Petorca, sobre el hallazgo de una tubería ilegal que extraía agua subterránea del río Petorca -cuyos recursos están agotados- que iba a parar a  la empresa agrícola El Peñón de Zapallar (plantación de paltos) aunque él dueño, Daniel Bosch, se defendió asegurando que era “propiedad privada”. Las autoridades municipales, denunciaron que: “No se pueden seguir plantando paltos mientras la comunidad esté bebiendo agua de camiones aljibes”.

El secretario de la CUT Provincial Petorca, Carlos Mondaca comparte el análisis: “Muchos culpan la sequía, pero también tenemos el robo del agua”. Asimismo se suma a las críticas a las últimas indicaciones que el Gobierno ha hecho al proyecto de ley que modifica el Código de Aguas incorporando entregar los derechos de agua a privados a perpetuidad: “Con eso en vez de avanzar estamos retrocediendo”. Es por eso, asegura, que defender el derecho al agua: “Es un tema transversal que debe unirnos a todos, a todas  las personas. El agua es vital, primordial para la vida del ser humano”.

Y es justamente la clara consciencia de la crisis, es que organizaciones sociales han convocado marchas en distintas ciudades del país  para este 22 y 23 de marzo: Iquique, Copiapó, La Ligua, Quillota, Los Andes, Panquehue, Villa Alemana, Quilpué, Valparaíso, Paine, Linares Y Magallanes, serán los puntos de encuentro.

La presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa,  hizo un llamado a sumarse a estas movilizaciones porque:  “En tiempos en que estamos discutiendo sobre los grandes desafíos del mundo del trabajo, sobre los grandes desafíos de crecimiento sostenible, no solo debemos resguardar esta casa común que es el planeta también los recursos naturales  y bienes tan esenciales como  el agua que tiene que ser patrimonio de los pueblos, que tiene  que ser patrimonio de los Estados y que no puede seguir siendo usurpada para los grandes beneficios de los empresarios y las transnacionales a costa del desarrollo nuestro y de nuestra soberanía nacional”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *