Noticias

La grosera alza de planes de isapres y la dudosa Operación Renta 2019: ¡El Paro Nacional va, basta de abusos!

Los $63. 132 millones que en conjunto ganaron las isapres  durante el 2018, no fueron suficientes para estas empresas que lucran con la salud de sus afiliados. Con indignación recibieron los usuarios del sistema  la noticia del aumento de sus planes: Cruz Blanca, con un alza de 7,7%; Colmena, 6,3%; Consalud,  5,9% y  Banmédica, 4,9%. Son cifras históricas que en promedio no se producían hace 13 años. Según reportes, más de 2 millones de cotizantes verán impactados sus bolsillos con estos incrementos.

La defensa corporativa de las isapres, la expuso el propio presidente del gremio que  las agrupa, Rafael Caviedes, quien dijo que entre los factores que justifican estas alzas,  están los costos que les han significado los juicios que han interpuestos en su contra sus afiliados por alzas indebidas de sus planes de salud.

La justificación que se entrega por parte de las Isapres, es tan ofensiva como el alza, porque en el fondo se dice: ´Yo tengo que subir el plan de salud porque ustedes me demandan y por lo tanto tengo que pagar juicios y  he perdido demandas  y como eso encarece el servicio, yo ya no gano lo mismo y por lo tanto alguien tiene que subsidiarme´; o sea, es grosero el abuso y las razones por las cuales se está produciendo esta alza”, dijo la presidenta de la CUT Bárbara Figueroa.

Y sobre el balde de agua congelada que recibieron los trabajadores independientes al momento de realizar su declaración de impuestos –Operación Renta 2019- viendo mermada su devolución al obligarlos a cotizar por un año adelantado, la dirigente dijo que la sensación de abuso descarado es  igual: “Lo mismo nos pasa respecto de este anuncio que se ha hecho a quienes hoy ya cotizan siendo independientes en Isaprre, Fonasa, o en las AFP. Lo que ha ocurrido con la declaración de Renta 2019, es que finalmente el Servicio de Impuestos Internos, se transforma en un regulador, en un coadyuvante de la labor de control y de pago de prestaciones, sacándole a cotizantes que -siendo independientes y boleteando- ya tienen cotización permanente en el sistema, reteniéndoles igual devolución de sus rentas para poder financiar un año más de previsión. Eso también nos parece absolutamente descarado, porque esa fue una indicación que se incorporó a último minuto en el proyecto, no venía en el proyecto original. Por lo tanto, no es cierto cuando se dice que esto se había debatido. Esto se incorporó como una indicación por parte de este Gobierno.  Y lo único que hacen  con esto, es establecer un órgano del Estado -como el Servicio de Impuestos Internos- que hoy día no solamente tiene que cobrar sino que además lo hace para los privados sin que se tenga ningún tipo de beneficio para el Servicio ni mucho menos para los contribuyentes”.

Es por eso que la Central no solo cuestiona estos abusos, rechazándolos sino que: “Entendemos que son uno más de las razones por las que, obligadamente, este 11 de abril tenemos que salir todos y todas a manifestarnos, porque finalmente esta indignación, esta  rabia, esta impotencia, tiene dos canales de acción: Puede  significar apatía, no querer sumarse a nada, mucho más distancia con los procesos de participación política con los procesos de participación social o, de una vez por todas, tenemos que rebelarnos y hacer ver que no se puede permitir estas alzas, estos abusos descarados. Y la única manera de hacerlo es uniéndonos, movilizándonos y demostrando este descontento en las calles, porque no hay otra manera”, sentenció Figueroa.

Debate de fondo sobre derechos fundamentales que deben estar garantizados por el Estado

La dirigente de la multigremial, al profundizar el análisis, dijo que: “En materias que tienen que ver con derechos fundamentales, derechos básicos como la garantía de salud, educación, vivienda, no puede haber una política de subsidiaridad, donde finalmente el Estado  trata de cubrir solamente a los más vulnerables y, por lo tanto, aquellos que tienen capacidad de copago o que tienen capacidad de renta para contratar un plan privado, que finalmente ellos tengan que por sí y ante si ser los defensores de sus intereses”.

De ahí, puntualizó que: “Si hoy día estamos debatiendo el problema de las Isapres y de las alzas, es porque se ha concebido la Salud como un negocio”,cuyo énfasis no está puesto en garantizar un derecho básico si no que está en “el costo asociado a este derecho básico (…). Y cuando esa es la política de los países, tenemos distorsiones e indignación y ocurren abusos como los que se están cometiendo hoy día con alzas excesivas e históricas como las de las Isapres”.

Y en esa línea, afirmó: “El problema no es solo cómo regulamos más o menos. El debate sigue siendo como aseguramos el derecho a salud, a educación, a vivienda, sean principalmente garantías del Estado en una política de protección social, y que no sigan estando al arbitrio de los intereses de privados y del negocio”.