Noticias

“Somos miles”: Masiva diversa y convergente adhesión al 2° Paro Nacional Activo

Este jueves se vivió una gran jornada de movilización a lo largo de todo el país. En todas las regiones  se  expresó de diversas formas, el descontento con el rumbo que está tomando la agenda del Gobierno de Piñera imponiendo propuestas regresivas en materia de derechos  laborales, sindicales, educacionales, salud, previsionales, tributarios y en temas tan fundamentales para vivir como el derecho al agua que debe volver a ser un bien nacional de uso público, pero que este Gobierno pretende seguir profundizándolo como un derecho privado a perpetuidad para unos pocos.

“Nos orgullece que esta convocatoria no sea solo de la CUT”, dijo la presidenta de la Central, Bárbara Figueroa, saludando así no solo el respaldo de miles y miles de trabajadores y trabajadoras del sector público y privado que se manifestaron este jueves 11 de abril en las calles del país también saludó la adhesión de organizaciones sociales, de estudiantes universitarios y secundarios, de comités de pobladores, de organizaciones de derechos humanos, de fuerzas políticas de Oposición entre otras tantas que se dieron cita en las más de 30 ciudades del país donde se realizaron movilizaciones organizadas por las CUT provinciales: Marchas, concentraciones, banderazos, asambleas, fueron la tónica incluso “plazas ciudadanas”, como la de Coyhaique, en el Paseo Peatonal Horn, donde entregaron a la ciudadanía asesoría legal gratuita en distintas materias.

El carácter de esta convocatoria, además de unitaria y de gran convergencia social, lo que busca es modificar la Agenda  que hoy está puesta en el debate nacional, donde  el centro ha estado en una Reforma Tributaria que beneficia al 1% más rico de este país; donde el debate está puesto en qué manera regulamos el negocio de la salud a través de las Isapres, pero no respecto del fortalecimiento del Sistema de Salud Pública; donde el debate de Educación, lamentablemente está retrocediendo y donde hoy día pareciera ser que da lo mismo que 20 mil estudiantes se estén quedando sin  gratuidad y donde se vuelve a reponer las políticas de selección. Esto es un retroceso respecto de las necesidades  que existen en la población (…) que con su salario no logra vivir y que necesita endeudarse; eso  es lo debiera estar en el centro de la Agenda”, señaló Figueroa.

En ese marco, esta movilización, precisó, es: “Un llamado de atención al Gobierno pero también un llamado de atención a todos aquellos actores en el Parlamento  para que entiendan que es necesario discutir, no sobre la base de seguir favoreciendo a unos pocos sino que avanzar efectivamente  en una agenda que se haga cargo del debate de la desigualdad. Y para eso necesitamos más y mejor negociación colectiva, más empleo”, fustigando así que la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados haya aprobado la idea de legislar el proyecto de ley Reforma Tributariala cual, sentenció: “Se está preocupando de garantizarle al 1% más rico de este país que siga teniendo las misma ganancias y no, ¿qué hacemos con las más de mil  empresas cerradas?;  no, ¿qué hacemos con los trabajadores que están quedando cesantes?”.

En el escenario central emplazado en la capital, la diversidad de actores que adhirieron al Paro activo estuvo presente con sus dirigentes. Así por ejemplo la Plataforma Chile Mejor sin Tratados de Libre Comercio, quien reiteró su rechazo a la ratificación del “Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico” (TPP-11): “Se hizo en los escritorios  de las grandes corporaciones como las farmacéuticas, las que nos venden medicamentos a unos precios terribles; las que ponen candado en Internet para que no se pueden bajar cuestiones  que necesitamos ya sea por entretención u otra cosas; las que nos condenan a una alimentación llena de venenos, agro-tóxicos, de transgénicos. Esos son los verdaderos redactores del TPP. Es una especie de Constitución que nos quieren poner por sobre nuestra leyes nacionales”.

Luis Mesina, vocero de la Coordinadora Nacional de Trabajadores y Trabajadoras NO + AFP, hizo un llamado a la unidad: “No podemos seguir marchando separadamente los movimientos sociales. A eso apuesta el régimen: Al desgaste, al cansancio al  agotamiento, a la desilusión; quieren inculcarnos una derrota moral Y eso debemos resistirlo con la fuerza de todos  y todas. El único camino para poder resistir y avanzar es la reconquista de derechos fundamentales”.

Los trabajadores del Servicio de Impuestos Internos, con su lienzo de la campaña “Que no te pasen gato por liebre”, criticaron duramente lo acontecido en el Parlamento con la Reforma Tributaria: “Los que realmente se enriquecen con esta  Reforma y a quienes se les otorga mil millones de dólares -con los cuales se podrían construir 17 hospitales, 580 mil becas, pensiones asistenciales (subirlas) de $107 mil a más de  $200 mil inmediatamente, es esta devolución de impuestos al 1% más rico de los grandes empresarios de este país”.

Dirigentes de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) señalaron tener una obligación moral de estar presente en esta marcha porque: “Entendemos que hoy día la articulación entre los distintos movimientos sociales es sumamente importante frente la Agenda precarizadora que está planteando este Gobierno, que no solo nos afecta a los estudiantes sino a todos los sectores de la sociedad que hoy día tiene endeudados a estudiantes, tienen deuda por la salud, tienen deuda por la vivienda”.

Trabajadores de ferias libres, pobladores, comités de allegados también hicieron escuchar con fuerza  sus demandas: ¡Por una vivienda digna!, ¡NO a los medidores inteligentes de luz!, ¡NO a la Ley de Ferias libres que nos va a aniquilar!, una propuesta legislativa que fue reflotada por este Gobierno y que está apuntando al modelo de concesión de las ferias libres.

La Asociación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF) también participó activamente en esta movilización: “Porque el rol del Estado y la función pública son decisivos para garantizar los derechos de cada chileno, en especial para los sectores más vulnerables y desposeídos de nuestra sociedad. Nos movilizamos para garantizar presupuestos, dotación, personal competente, formado y con estabilidad laboral que le permita cumplir con sus funciones y rol social”, Además, en esta jornada, reiteró “la urgencia de dar solución a los despidos arbitrarios cursados en la administración fiscal y a dar respuestas a las demandas de los servicios en conflicto en la actualidad; como en la JUNAEB, MINEDUC, Dirección del Trabajo, Gendarmería, Ministerio de Relaciones Exteriores, Ministerio de Bienes Nacionales, SENAME, CAJ, Fiscalía y Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género”.

La Comisión Chilena de Derechos Humanos, también saludó “La lucha de los trabajadores y el llamado de la Central Unitaria de Trabajadores a esta paralización, porque en nuestro país no solo falta verdad que establecer y justicia que obtener respecto de las violaciones de los derechos humanos ocurridas durante el pasado reciente sino que falta recuperar el principal derecho colectivo arrebatado al pueblo de Chile, mediante el Golpe de Estado del 11 de septiembre 1973: El derecho a su libre autodeterminación”. En ese sentido, enfatizó la urgencia de que el país recupere “plenamente su soberanía económica que permita disponer libremente de sus riquezas  y recursos naturales. Para que estos derechos sean garantizados, se hace urgente una nueva Constitución Política que garantice el derecho al Trabajo y no la libertad de Trabajo como la actual Constitución de Pinochet, que recupere y consagre el carácter que tuvo históricamente la Negociación Colectiva y no restrinja solo al nivel de empresa y que consagre constitucionalmente el Derecho a Huelga”.