Trabajadores de la Salud en ascendente movilización: Rechazan Reforma de Salud de Piñera e impulsan nuevo modelo de Salud para Chile

Es en este escenario de alerta donde la difusión cobra suma importancia, razón por la cual  se realizó en la sede de la CUT, el foro: “¿A quién beneficia la Reforma de Salud que impulsa el Gobierno de Piñera?”, organizado por la Secretaría Nacional de Salud de la CUT y en el cual participaron dirigentes sindicales del sector Salud tanto Público como Privado.

El encuentro, realizado el jueves pasado en el Salón Manuel Bustos, fue inaugurado por la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa y contó con la participación de tres panelistas: Soledad Barría, médico y ex ministra de Salud, coordinadora de Salud del Instituto Igualdad, quien expuso en torno a: “Pilares del modelo de Salud Público chileno y actuales problemas estructurales”; Matías Goyenechea, cientista político experto en Economía Gestión en Salud, presidente de la Fundación Creando Salud: “Contenidos del Proyecto de Ley de Reforma de Salud del Gobierno de Piñera: ¿A quién beneficia esta reforma y cuáles serían sus consecuencias?” y Julio Sarmiento, médico cirujano especialista en Salud Pública de la Universidad de Chile: “¿Cuáles debieran ser los pilares para un nuevo modelo de Salud para Chile?”.

El Proyecto de Ley –presentado por el Gobierno en abril-  busca hacer reformas integrales al Sistema de Salud incluyendo cambios a Fonasa e Isapres. Entre los puntos se incluye la creación de un Plan de Salud Universal (PSU) para las Isapres. En tanto a Fonasa se le entregarán más facultades para derivar pacientes dentro y fuera de la red pública. Esta iniciativa legislativa puso en estado de alerta a los trabajadores y trabajadoras de hospitales y consultorios públicos y de las secretarías ministeriales de Salud al igual que a funcionarios de clínicas privadas y consorcios vinculados a la Salud entre otros.

El foro de este jueves surgió entonces del: “Esfuerzo que hace la Secretaría de Salud dentro de un proceso de movilización (…). Esta actividad tuvo dos objetivos: Difusión de contenidos, que todos conozcamos qué de mentira y qué de verdad tiene esta reforma que se nos ha vendido como integral de la Salud y también generar un proceso de agitación en las bases a propósito de las posibles movilizaciones que debieran venir en el sector”, señaló Karen Palma quien junto a Georgina Cortés son las voceras de la Secretaría que agrupa a organizaciones del sector público y privado.

Cortés, puntualizó que la idea fue informar de qué se trata esta reforma de Piñera: “Respecto de Fonasa e Isapres que significa privatizar aún más el sistema de Salud en Chile, porque lo que se pretende es traspasar recursos del sistema público al sector privado  en compra de servicios, copagos y otros más”, puntualizando que esta nueva arremetida neoliberal en el campo de la Salud: “Hace aún más perverso el sistema actual” (nefasta herencia de  la dictadura cívico-militar de Pinochet): “Los trabajadores de la Salud –advirtió -estamos preocupados por ello y por eso nos hemos unido en una plataforma común con todos los sectores para impulsar una propuesta por un nuevo modelo de Salud para Chile”.

Entre los acuerdos adoptados en el foro, se renombró la Secretaría de tal manera que desde ahora se llama Secretaría Nacional de Salud Doctor Salvador Allende, en homenaje a la trayectoria del ex Presidente como destacado salubrista. Además, señaló Palma, se elaborará “material informativo unitario que nos va a ayudar a enfrentar esta Reforma (…) y también se acuerda que dentro de este marco de movilización, generar la posibilidad de convocar un gran Paro o una movilización unitaria (…) Este foro concluyó hacer un esfuerzo de todas las organizaciones convocar a un proceso de movilización frente a esta reforma”.

Sobre las exposiciones de los tres paneles del foro, el secretario Ejecutivo de la Comisión de Políticas Públicas de la CUT; Fernando Carmona, quien actuó de  moderador, señaló que se puede concluir que: “Gran parte, el 50% de la problemática del sistema de salud chileno actual, está relacionado con los niveles de desigualdad de la sociedad. Los factores sociales afectan más a la salud que los factores genéticos (…) El problema es el alto nivel de segregación que viven los sectores más desposeídos (…) Los niveles de desigualdad terminan expresándose en menores niveles de salud de la población que sufre esa desigualdad, están más expuestos a más enfermedades: Más niveles de diabetes,  de hipertensión, de mortalidad infantil. Eso impacta más en el sistema de salud chileno que, por ejemplo, la creación de hospitales. Si bien la creación de hospitales es necesaria, es más necesario aún terminar con las desigualdades socio-económicas”. (…) No es solo destinar más recursos a los hospitales sino que aquí tenemos que hacernos cargo de una sociedad tan desigual que finalmente se ve impactada la salud”.

Respecto de los alcances de esta reforma integral a la Salud, Carmona advirtió es que esta,  “Apunta a perfeccionar un modelo de negocio para las Isapres y donde lo que se va a conseguir, finalmente, es que estas tengan mayores niveles de ganancia (…). Eso se hace a partir de cotos de caza asegurados con planes de salud nuevos que van a ser por 2 años donde los asegurados con esos planes, primero va a tener que cumplir condiciones muy restrictivas de salud –van a ingresar solamente sanos por lo que dijo el ahora ex presidente del gremio de las  Isapres- pero además van a tener peores niveles de cobertura, por lo tanto si se llegan a enfermar esos que ya están sanos, más encima van a tener que pagar casi exclusivamente ellos su  salud. El sistema se vuelve más perverso aún, las isapres van a poder descremar de mejor manera a los que están bajo su cobertura, pero además se van a asegurar que ellos van a estar más sanos que los que están en el sistema Fonasa, por lo tanto los costos asociados a eso trabajadores van a ser menores para el sistema de Isapre”.

Por último, sobre el panel en torno a: “¿Cuáles debieran ser los pilares para un nuevo modelo de Salud para Chile?”, Carmona, explicó que se: “Plantea que el principal actor social dentro de la salud, que son los trabajadores, debieran primero que nada involucrarlos en cada una de las decisiones del sistema de salud. Segundo, un sistema de salud debiera estar unificado o sea ya no debiéramos tener Isapre y Fonasa sino esto debiera ser un Sistema Único de Salud para todos. Tercero, debiéramos propender a que los niveles de gratuidad en la Educación aumentaran porque eso va a propender también a que el tipo de conocimiento que van a desarrollar esos médicos va a ser más funcional a la salud   Y sobre todo que la salud no se entienda desde los niveles de morbilidad sino que se entienda como una prevención. Lo que estamos buscando aquí, es prevenir  y no solamente ver el gasto que hacemos en enfermedades”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *