Noticias

CUT –CNC- Mintrab y la OIT acuerdan hoja de ruta para abordar desafíos de la Revolución 4.0 y su impacto en el sector Comercio

En la sede de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Mesa de Diálogo Tripartito conformada por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT Chile), la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (CNC) y el Ministerio del Trabajo (Mintrab) con el apoyo técnico de la OIT,  presentó este miércoles la hoja de ruta con  los lineamientos para enfrentar de manera conjunta las transformaciones en el sector producto de la creciente automatización y digitalización de los puestos de trabajo en el marco de la llamada “Revolución Industrial 4.0”.

La hoja de ruta conjunta surge luego del trabajo realizado entre septiembre 2018 y mayo del 2019 con reuniones en distintas regiones del país, donde participaron dirigentes sindicales y gremiales, ejecutivos de empresas y autoridades públicas, nacionales y regionales.  La Central participó en esta instancia a través de su Consejo Ramal del Comercio.

En la ceremonia, participó la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa; el consejero nacional de la Central encargado del Ramal Comercio, Juan Moreno; el presidente de la CNC, Manuel Melero; el director del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (SENCE) Juan Manuel Santa Cruz, en representación del Mintrab y el director de Oficina de la OIT para el Cono Sur de América Latina, Fabio Bertranou.

La CNC señaló que más de 1,5 millones de personas se desempeñan en el sector Comercio, lo que lo transforma en el sector con mayor nivel de empleo a nivel nacional y es también uno de los mayores empleadores de mujeres, puntualizando que en este rubro: “Diversos estudios han estimado que un número importante de puestos de trabajo serán automatizados, lo que requerirá invertir en el desarrollo de habilidades y aprendizajes de los trabajadores afectados por estos procesos. Se estima que alrededor del 60% de todos los puestos de trabajo tienen al menos un 30 por ciento de actividades que pueden ser automatizadas (McKinsey Global Institute, 2017); cambios en los patrones de consumo de los clientes (el comercio electrónico creció a tasas sobre el 35% anual, mientras el presencial no crece (CNC, 2019)”.

La líder de la multigremial, junto con valorar esta instancia de diálogo tripartito, enfatizó que: “Este es el camino, por lo tanto nuestra apuesta es que se sigan constituyendo espacios de diálogo donde de manera sectorial se puedan enfrentar los desafíos”. Y el norte, precisó debe ser siempre: “Proteger la competitividad, el empleo pero que también eso vaya de la mano de trabajo decente y de los desafíos que nos hemos planteado en el marco del propio centenario de la OIT de los desafíos del futuro del trabajo”.

Y yendo más allá, Figueroa planteó que: “Tal como hoy que contamos con una institucionalidad que es el Consejo Superior Laboral, constituir el Consejo Superior del Comercio y así también de otras áreas como la Minería, Construcción Agricultura,  es probablemente de los desafíos más inmediatos que tenemos”. En esa línea, afirmó que: “Si no entendemos que en el marco de la legitimidad de las propuestas construidas desde las contrapartes es la mejor manera de avanzar, evidentemente que vamos a estar permanentemente chocando con muros, con trabas, con desconfianzas, con incertidumbres lógicas frente a los proyectos de ley que nos propone el Ejecutivo y que si no son dialogados evidentemente que tienen la posibilidad de tener mayores obstáculos que si estos son trabajados con todos los actores”.

Moreno, resaltó que con este trabajo tripartito queda demostrado que: “La CUT no se ha negado al diálogo social”, contando que el Ramal del Comercio: “Ha hecho todo un trabajo que no viene de ahora sino del 2018 y un poco antes, sobre cómo vamos avanzando en temas  de  reconversión laboral, capacitación y formación”. Y una de las preocupaciones es la flexibilidad laboral puesto que: “En el sector comercio-retail ya la tenemos lo que pasa es que no está regulada. Por eso es la urgencia de poder sentarse a conversar. Además las contrapartes podemos sacar un proyecto, un documento y decirle al Gobierno: esto es lo que necesitamos de verdad los trabajadores, no lo que ellos pretenden imponer a los trabajadores y empresarios”. La invitación a participar también está abierta a organizaciones no afiliadas a la CUT.

Melero (CNC), en tanto destacó que: “este proceso permitió lograr una visión compartida sobre los cambios tecnológicos inminentes que enfrenta el sector y sus efectos en el empleo y validar el diálogo social tripartito como el camino para acordar una estrategia que permita minimizar sus efectos negativos y cautelar la competitividad de las empresas, el trabajo decente y la calidad de vida de los trabajadores”.

Santa Cruz (SENCE) dijo que: “Iniciativas como ésta son un ejemplo para otros espacios sociales, donde no se está dialogando“. Respecto de esta Revolución 4.0,  aseveró que: “Es cierto que hay estudios que dicen que la mitad de los empleos se pueden automatizar, pero como sociedad vamos adaptando la tecnología y la vamos cambiando para que esté a nuestro servicio”.

Bertranou,  contó que la OIT ha estado acompañando este diálogo: “Inicialmente bipartito y luego se sumó también el Ministerio del Trabajo. Vemos con muy buenos ojos, estamos muy complacidos de  que los actores sociales del mundo del trabajo  estén dialogando en materias complejas (…) Es el primer paso, pero hay que luego continuarlo con un trabajo técnico, un trabajo también de diálogo político para ver cómo se materializan estas transformaciones en beneficio de las empresas y los trabajadores”