Noticias

Cosas del Gobierno: De rezar a Dios para que acabe la guerra comercial China-USA a la letra engañosa del proyecto de ley para reformar la DT

En el programa “Al día con los derechos de los trabajadores y trabajadoras” de Radio Recabarren, analizaron las declaraciones del ministro de Hacienda quien pidió a una monja rezar “por la paz comercial” entre China y EEUU. También revisaron los principales alcances del Proyecto de Ley –ingresado por el Gobierno esta semana- que busca reformar la Dirección del Trabajo (DT).

Este miércoles, los panelistas estables del programa, Fernando Carmona, economista de la FIEL y Diego Varas, abogado de la Secretaría General de la CUT, desmenuzaron ambos temas.

Sobre el proyecto de ley que reforma la DT –ironizando con que éste como otros proyectos, el Gobierno lo denomina de “modernización”- Varas dijo que “…ya estamos bastante acostumbrados a este tipo de proyectos que nos está entregando el Gobierno, donde el título pareciera súper acotado a una materia pero luego, cuando tenemos el documento en mano, te das cuenta que va mucho más allá de lo que el  título está indicando”,  precisando que este proyecto: “…ocupa más bien una técnica engañosa que ya la habíamos visto en el otro proyecto modernizador de este Gobierno moderno, respecto de flexibilización laboral”.

Esta iniciativa del Ejecutivo, contiene varias modificaciones que afectarán por el ejemplo el fuero de constitución de sindicatos además de reformular definiciones de “servicios mínimos”.

El otro tema abordado fueron los dichos del ministro Felipe Larraín, expresados este martes en el marco de una visita al Hogar Niño Jesús de la comuna Ñuñoa que acoge a adultos mayores, administrado por una congregación religiosa. Llegó hasta allí para explicar los supuestos beneficios del proyecto de contrarreforma Tributaria para este grupo etario.  Ahí,  Larraín haciendo referencia a la guerra comercial entre China y EEUU dijo: “También les voy a pedir a las madres a que por favor nos ayuden, a que recen (…)  para que se solucione la guerra comercial, porque a ustedes les gusta la paz, paz comercial”, porque a su juicio acabar con esta guerra entre ambos países, nuestra economía nacional repuntará. 

Al respecto, Carmona dijo que tras estas palabras de Larraín,  lo que se entiende es que si “… queremos que  se acabe la guerra comercial y que los efectos en la economía chilena desaparezcan para que volvamos a un crecimiento fuerte, entonces lo que nos toca a todos los demás es…rezar”.

Y si bien Chile, explicó, tiene una economía pequeña muy abierta, por lo tanto recibimos los choques  internacionales muy fuertes, lo cierto es que con estas declaraciones de dejar en manos de Dios el ritmo económico, solo da cuenta de lo “inútil” que han sido: “…las políticas económicas que está impulsando el Gobierno”, argumentando que: “…si hoy día impulsáramos políticas macroeconómicas de otro signo  (…) podríamos sortear este momento, podríamos volver a hacer crecer el país. Lo que pasa es que aquí, lo que se está apostando en realidad es a hacer crecer las ganancias de los más ricos”.

  • Te invitamos a ver el programa “Al día con los derechos de los trabajadores y trabajadoras”: