Noticias

CUT denuncia desidia del Gobierno para abordar la prevención de accidentes de trabajadores tan mortales como lo ocurrido en Quilpué

Este ministro no ha hecho nada”. Así de categórico se refirió el secretario de Condiciones de Trabajo, Seguridad, Higiene Industrial y Medio Ambiente de la CUT, Horacio Fuentes respecto del desinterés de la cartera del Trabajo en avanzar en el programa de la Política Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (PNSST), la que precisamente tiene un marcado acento en prevenir hechos como la trágica muerte de seis trabajadores al estrellarse el helicóptero que los trasladaba a sus faenas, ocurrido el lunes en un fundo de Colliguay, zona rural de la comuna de Quilpué.

Este fatal accidente y la indiferencia del Gobierno, colmó su paciencia y junto a un grupo de dirigentes, este viernes entregó una carta dirigida al ministro de la cartera, Nicolás Moncekberg, en la que junto con solicitar que se “investigue el accidente fatal de Quilpué se sancionen a los responsables y se tomen las medidas correctivas para que accidentes como este no vuelvan a ocurrir”,  manifiestan su preocupación por “el marcado desinterés de las actuales autoridades (…) en la implementación y desarrollo” de la PNSST, instando al ministro a que “active” el diálogo tripartito, porque esta política de Estado es justamente la que debe “velar” por la seguridad y salud de los trabajadores.

La PNSST es fruto del diálogo tripartito -trabajadores (representados por la CUT), empleadores  (CPC) y Estado (instituciones públicas relacionadas con los temas de seguridad y salud en el trabajo). Se promulgó en septiembre del 2016 y tiene su origen en los lineamientos establecidos en el Convenio 187 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre el Marco Promocional para la Seguridad y Salud en el Trabajo, ratificado por el Estado de Chile el 27 de abril de 2011; ratificación que se vio impulsada tras el derrumbe de la Mina San José que dejó atrapado a 33 mineros  durante 70 días. Su objetivo  es “avanzar hacia una cultura que previene, controla y reduce los riesgos laborales”. Su programa ya había sido aprobado durante el anterior Gobierno.

Sin embargo, denunció Fuentes, desde la llegada de Sebastián Piñera a La Moneda, no se ha avanzado ni un ápice en la implementación del programa de  la PNSST. La excusa que les han dado –desde la Subsecretaría de Previsión Social que es la que lleva esta materia- es que primero tenían que resolver la propuesta de reforma al sistema de pensiones, iniciativa que ya la presentaron no obstante siguen sin ser convocados a trabajar en la PNSST: “Hoy día el Gobierno tiene parado toda la Política Nacional de Salud y Seguridad en el Trabajo. Este ministro, no ha hecho nada en relación a eso. Y yo  creo que la vida de los trabajadores es importante. Si el señor ministro y las autoridades de este país no se preocupan, entonces ¿dónde vamos a llegar?. Los trabajadores vamos  a salir a la calle a exigir que esto se cumpla”.

El dirigente dijo que: “En los últimos cinco años han fallecido más de dos mil trabajadores y trabajadoras -1271 en accidentes de faena y 779 en accidentes de trayecto- Y aquí, nadie dice nada. Además, nadie se ha preguntado cuántas son las muertes producto de enfermedades profesionales ni la cantidad de accidentes de trabajadores que quedan con grados de mutilación; se cortaron un pie, un brazo…esos son cientos. Aquí nos estamos haciendo los lesos frente a un problema que es mayúsculo (…). Hay una indolencia total en relación a  las muertes que hoy se están produciendo por accidentes de trabajo. Y no podemos permitir que se naturalice la muerte por el solo hecho de ir a trabajar”.

Asimismo, se refirió a las declaraciones de la seremi de la Región de Valparaíso respecto del accidente en Quilpué: “En su entrevista dice que esta empresa -la del helicóptero contratado- ya no era primera vez que tenía un accidente, pero se le  permitió seguir trabajando. Aquí, hay una responsabilidad de los organismos fiscalizadores: Si a esta empresa no solamente se le hubiese multado sino también no se le hubiese permitido seguir trabajando, no están muertos estos seis trabajadores”.

Las víctimas fatales, son cuatro trabajadores de InterChile- que está cargo de la construcción de la carretera eléctrica Cardones-Polpaico- y dos tripulantes del helicóptero de la empresa Ecocopter.