Noticias

COVID-19: Federación de trabajadores de obras sanitarias expone la realidad del sector y las relaciones con las empresas

El 50% de los trabajadores están en la primera línea, en turnos rotativos operando las plantas de tratamiento de agua potable y aguas servidas y salidas a terreno para fiscalizar funcionamientos de las redes; el otro 50% trabajando bajo la modalidad del Teletrabajo. Hay seis trabajadores en Cuarentena por contagio leve del Coronavirus, así que a la espera de su pronta recuperación.

Ese es el balance general que hizo el presidente de la Federación Nacional de Trabajadores de Obras Sanitarias, Fenatraos Chile, Hugo Maturana, organización en la que participan 35 sindicatos de empresas instaladas a lo largo del país: Aguas del Altiplano, Aguas Antofagasta, Aguas Chañar, Aguas del Valle, Esval, Aguas Andinas, Aguas Nuevo Sur, Essbio, Aguas Araucanía, Essal, Aguas Patagonia y Aguas Magallanes.

Respecto de las medidas de protección de la salud y seguridad de los trabajadores que están operando en los turnos presenciales y del cumplimiento de entrega de insumos como lo ordena la ley del Teletrabajo, a los trabajadores que están bajo esta modalidad, Maturana, señaló que se está dando cumplimiento a estas disposiciones.

En este sector, el diálogo entre sindicatos y empleadores está operando, de tal manera que hasta ahora: “Las empresas sanitarias, han actuado correctamente (…)  En estos dos últimos meses no se ha despedido personal de contratista o tercerizado. Y esto es porque cada una de las empresas, en distintas regiones, les han estado pagando a sus contratistas el 100% de las últimas facturas”, dijo Maturana.

El dirigente, también se dio un tiempo para entregar su apoyo a los funcionarios y funcionarias públicos que, mediante instructivo de los ministerios del Interior y Hacienda, se estableció su reincorporación al trabajo presencial, señalando que es contradictorio toda vez que las propias autoridades han dicho que el pick de la curva de propagación del brote del Coronavirus en el país podría ser en mayo y junio: “Rechazamos categóricamente este instructivo porque conocemos y sabemos que todas las oficinas no están en condiciones de resguardar la salud de los compañeros empleados públicos (…) la aglomeración de público que va a existir y que ellos se van exponer, va a ser perjudicial”.