Noticias

“La gente tiene hambre y no tan solo en la comuna de El Bosque sino en todas las comunas de la zona sur”

“Aquí en la comuna de El Bosque, hay hambre. Los únicos centros que tenían de trabajo están cerrados, donde la gente podía llegar con la esperanza de vender algo para poder comer”.

Ese es el dramático relato del presidente de la Federación Nacional de Ferias Libres y Ferias Persas, Fetracom, Arnaldo Romero -también consejero nacional de la CUT- respecto de la crisis económica que está generando el mal manejo de la crisis sanitaria por parte del Gobierno que dispone las necesarias medidas de cuarentena, pero sin ningún resguardo de los empleos e ingresos. Los habitantes de la comuna de la zona sur de la capital, tras 1 mes de confinamiento, están enfrentados a esta terrible disyuntiva de “morir de Coronavirus o morir de hambre”, encrucijada que ha impuesto el Gobierno de Piñera al no contemplar medidas que aseguren los ingresos de las familias. Y los efectos están siendo letales, a tal punto que han salido a las calles a protestar por la falta de recursos para su sustento básico, siendo reprimidos por Fuerzas Especiales al romper la medida de aislamiento.

El Bosque tiene muchas ferias libres y una feria persa tradicional como es la de Los Morros (emplazada en el corazón de la comuna) que da trabajo directa e indirectamente, asegura Romero, a más de 10 mil familias, pero está cerrada por la cuarentena. Su funcionamiento normal es los sábados, domingo y festivos de 07:00 a 21:00 horas y una vez decretado el Estado de Catástrofe (marzo) hasta antes de imponerse el confinamiento, solo funcionó los sábados de 08:00 a 19:00 horas.

En tanto las ferias libres de la comuna (consideradas como parte de la cadena alimentaria esencial) restringieron sus horarios y otras se eliminaron, afirmó Romero. Por lo tanto, el drama es que: “la gran cantidad de cesantes que ha dejado esta pandemia, han llegado a las colas de nuestras ferias y si no hay ferias, la gente no tiene dónde ir a instalarse. Esa es la realidad que tenemos en esta comuna”.

Es por ello, que aseguró que en esta comuna: “Hay hambre”

Crítico con los anuncios de Piñera, señaló que no basta con las 2,5 millones  de canastas de alimentos para las familias más vulnerables del país: “eso solucionará el problema solo 2 o 3 días; no es la solución real”, formulando entonces un llamado al Gobierno a que entregue: “Un sueldo de emergencia real y concreto porque aquí la gente no recibe beneficios de la municipalidad, del Estado porque toda la gente que hoy día está sin trabajo, no es la que está siempre en esa condición: hoy lo que están sin trabajo, son los que lo perdieron”.

Y en esa misma perspectiva, el dirigente subrayó que: “necesitamos que el Estado resuelva el problema, que el Estado elimine los costos de los servicios básicos: necesitamos cosas concretas y reales. La gente tiene hambre y no tan solo en la comuna de El Bosque sino en todas las comunas de la zona sur y de todo Chile”.

“Ni este Gobierno ni cualquier Gobierno del mundo puede dejar a un pueblo muriendo de hambre”

En tanto, la concejala de El Bosque, Margarita Urra, en un diagnóstico general, dijo que se trata de una comuna de las llamadas “de dormitorio”, donde no hay grandes o medianas empresas pues la gran mayoría de fuentes laborales son negocios de barrio, la feria persa y las ferias, contando también que hay un alto índice de hacinamiento con muchos comités de allegados. 

Ante la grave crisis económica, Urra dijo que ni este Gobierno: “…ni cualquier Gobierno del mundo puede dejar a un pueblo muriendo de hambre solo”, coincidiendo que una canasta familiar de alimentos si bien ayuda, no es la solución definitiva. Estamos pidiendo un sueldo de emergencia; esa es la solución para la familia”.