Noticias

CUT ante CSL: Presentó su 2° Plan de propuestas para enfrentar la crisis sanitaria social y económica y cuestionó la supuesta Ley de Protección del Empleo

En la reunión de ayer lunes del Consejo Superior Laboral (CSL), la Central Unitaria de Trabajadores dejó muy en claro a sus miembros que: “No hemos valorado la Ley de Protección del Empleo. Ni ayer ni hoy hemos respaldado estas normas para enfrentar la crisis. Ayer lo que presentamos fueron propuestas”.

Acogiendo por fin, el insistente llamado de la CUT al diálogo social entre Gobierno, trabajadores y empresarios para abordar la crisis sanitaria y el sombrío impacto en el mundo del trabajo, la ministra del Trabajo y Previsión Social, María José Zaldívar, convocó la tarde de ayer lunes una reunión extraordinaria de CSL, máxima instancia institucional que el país se dio para desarrollar el Diálogo Social entre los actores del mundo del trabajo de cara a: “…colaborar en la formulación de propuestas y recomendaciones de políticas públicas para fortalecer el diálogo social y una cultura de relaciones laborales justas, modernas y colaborativas en el país”.

En el encuentro, vía videoconferencia, participaron la ministra Zaldívar; el subsecretario del Trabajo, Fernando Arab; la presidenta del CSL, Cecilia Sánchez y sus integrantes: el gerente General de la Confederación para la Producción y el Comercio (CPC) Fernando Alvear; la presidenta, el secretario General y el consejero nacional de la CUT, Bárbara Figueroa, Norberto Díaz y José Sandoval, respectivamente y Andrea Tokman, Luis Lizama y Juan Araya en representación de la  Confederación Nacional de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa de Chile, Conapyme.

La presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, rechazó este martes las versiones de prensa que señalan que en esa reunión hubo “consenso” respecto de considerar “una buena herramienta para ayudar a los trabajadores”, la mal llamada Ley de Protección del Empleo.

“No hemos valorado la Ley de Protección del Empleo. Ni ayer ni hoy hemos respaldado estas normas para enfrentar la crisis. Ayer lo que presentamos fueron propuestas”, afirmó.

Se trata de propuestas incluidas en el Segundo Plan Nacional de Emergencia (PNE) en el que se suman y actualizan una serie de medidas al primer PNE de la Central, presentado al Gobierno el pasado 17 de marzo pero que no tuvo respuesta por parte del Gobierno.

El nuevo Plan de propuestas reforzado de la Central, recoge medidas integrales que esperan ser debatidas por el Gobierno y los empresarios en el marco del diálogo social democrático –tal como lo proponen organismos internacionales como la Organización Internacional del Trabajo (OIT)- y no se dé el diálogo de sordo que hasta ahora ha imperado o solo el diálogo con aquellos que están en línea con las posiciones del Gobierno.

Figueroa, explicó que en su exposición: “Hemos hablado fuertemente del impuesto a los súper ricos de tal manera que el Estado tenga recursos frescos y no tenga que endeudarse y que esos recursos vayan a todas las familias que hoy día lo requieran –con ingresos formales o informales- que han tenido suspensión de contratos, que han caído en la cesantía y que por lo tanto se asegure una renta nacional de emergencia, no menor a $400 mil por los próximos seis meses para todas las familias que lo necesitan en nuestro país”.

La urgencia de implementar estrategias distintas, más audaces y radicales, se fundamenta, inexorablemente, en el balance del manejo de la crisis sanitaria por parte del Gobierno: 9% la tasa al alza de desempleo nacional, según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) y en el Gran Santiago, una tasa récord de desocupados del 15,6% de acuerdo al Centro de Microdatos de la Universidad de Chile. A este panorama desolador, se agrega el sombrío escenario sanitario: El último reporte de las autoridades de Salud (entregado este martes) en el país ya se consignan 108. 686 personas contagiadas COVID 19 con un lamentable saldo de 1.188 personas fallecidas, batiendo el triste récord de muertes durante las últimas 24 horas (75 personas)

Entre las medidas –algunas de corto plazo y otras de mediano a largo plazo- de este reforzado Plan de acciones de la CUT, destacan:

·         Fin a los despidos

Reformar la Ley Nº 21.227, prohibiendo totalmente los despidos en el mediano plazo, aumentando las prestaciones y beneficios con cargo al Erario Nacional

·         Impuesto a las grandes fortunas del país

“Implementar un impuesto permanente a los súper ricos, por un 2,5% del total de su patrimonio a 5.840 personas, incluido Sebastián Piñera y su familia, para recaudar US $6.400 millones de dólares para la RBE y la recuperación posterior de la economía”

Renta Básica de Emergencia

“Entregar una Renta Básica de Emergencia (RBE) de montos promedios de $400.000 por familia, que les permita salir de la pobreza y que se entregue por seis meses”

Legislar de forma urgente un mecanismo de protección a la pérdida de ingresos de los trabajadores independientes con criterios de solidaridad, universalidad e intervención estatal

·         Transferencias en dinero mejor que canastas familiares

“Reemplazar la entrega de canastas por transferencias en dinero, si no provocaremos una segunda caída de las economías locales y se perderán más empleos”

·         Salvataje de empresas estratégicas vía nacionalización total o parcial

El salvataje de empresas estratégicas solo puede hacerse por la vía del ingreso del Estado a la propiedad (nacionalización total o parcial) y administración y bajo el compromiso del ingreso de los trabajadores a la misma, con criterios de representatividad sindical

·         Frenar la especulación de precios de insumos y servicios básicos

“Ejercer el control de precios sobre productos alimenticios, sanitarios y servicios básicos para la población, de esta manera, es posible poner freno al abuso de la especulación de precios en un país con elevado costo de la vida”

·         Fin a las AFPs

A corto plazo: Derogación del DL 3500, partiendo por la creación de una Pensión Básica Universal”

A mediano-largo plazo: Establecer un sistema de pensiones tripartito, solidario, estatal y de reparto, derogando el DL Nº 3500

En el ámbito sanitario, la CUT propone:

·         Red asistencial global

Fortalecer la red sanitaria de salud, lo que implica el control total de la red asistencial, contemplando hospitales de la red pública, centros asistenciales del sector privado, y hospitales y recintos dependientes de las Fuerzas Armadas y Carabineros.

·         Redefinición del rol de la Atención Primaria de Salud en la pandemia,

Financiar, coordinar e implementar acciones efectivas para testear, trazar y aislar los casos y sus contactos

·         Fortalecer el tejido hospitalario público

A mediano y largo plazo: Fortalecer el tejido hospitalario público y que el 7% sólo sea para salud pública

·         Protección resguardo salud empleo y salarios de los trabajadores de la Salud

Acciones y medidas en el ámbito de la protección de los trabajadores y funcionarios de la Salud, tanto en sus condiciones laborales, salariales y de salud mental

Lee acá las “Propuestas de los Trabajadores y Trabajadoras frente a la crisis COVID 19: Segundo Plan Nacional de Emergencia de la CUT”