Noticias

Cabildos Constitucionales: la disputa por una Nueva Constitución que consagre con garantías plenas el derecho al Trabajo Decente

“Trabajo Decente y Constitución: experiencias Internacionales”. Ese fue el epicentro del debate en el segundo capítulo de Cabildos Constitucionales de Trabajadores y Trabajadoras, organizado en conjunto por la Fundación Instituto de Estudios laborales (FIEL) y la Central Unitaria de Trabajadores (CUT Chile). En esta ocasión, sindicalistas internacionales aportaron sus miradas no solo respecto de los procesos Constituyentes y los derechos colectivos que deben quedar consagrados en la redacción y ratificación de una Constitución Política también el rol del sindicalismo para dar garantías de su cumplimiento.

Cabildo Constitucional FIEL-CUT sobre “Trabajo Decente y Constitución: Experiencias internacionales

La sesión, vía on line, convocó a: Unai Sordo y Cristina Faciaben, secretario General y secretaria de Internacional y Cooperación, respectivamente, de Comisiones Obreras (CCOO) de España; Víctor Báez, secretario General Adjunto de la Confederación Sindical Internacional (CSI); Bárbara Figueroa y Tamara Muñoz, presidenta y vicepresidenta de Relaciones Internacionales de la CUT respectivamente. El cabildo fue moderado por Roberto Morales, encargado del Programa de Derechos Humanos de la FIEL.

Sordo, en el marco del complejo presente que vive la humanidad con la pandemia generada por el Coronavirus y sus efectos socio-económicos sumado a ello las fases de transición  evidenciadas en materia tales como el trabajo digital, energéticas y ecológicas, afirmó que: “…el gran desafió  es reconstruir los contratos sociales en un cambio de paradigma económico muy importante que está ya instalado en el mundo […] y hacer frente al cambio en la forma en la que se han organizado las empresas a través de una fragmentación de los procesos productivos y a través de una creciente mercantilización de las relaciones laborales”.

Unai Sordo, secretario General de CCOO de España

En esa perspectiva, dijo que una Constitución Política: “…lo que hace es situar un marco regulatorio general, pero que ni mucho menos agota las necesidades o las potencialidades que luego deben implementarse en otro montón de leyes, en otro montón de normas […] Y ahí, es donde el sindicato encuentra toda su utilidad. El sindicato no es una instancia organizativa para decir que la Constitución dice que tenemos derecho a salarios iguales y que todo somos iguales si no que el sindicato, fundamentalmente, tiene que ser una fuerza organizativa, una palanca de organización de la gente para, a través de todo el cúmulo de leyes que desarrollan los procesos Constitucionales (de la Negociación Colectiva y de la presencia organizada en el centro de trabajo), hacer que esos principios Constitucionales realmente sean cierto porque si no acaban en convertirse en algo muy parecido al papel mojado”.

Para el dirigente de CCOO: “…el derecho laboral no puede ser un derecho mercantil […] tiene que tener la capacidad de compensar la desigualdad fundacional entre empresarios y trabajador y trabajadora. Desde ese punto de vista, la negociación cobra todo sentido y desde ese punto de vista, el diálogo cobra todo su sentido. Y ahí, los sindicatos aparecemos no ya como un sujeto de defensa de legítimos intereses corporativos si no que aparecemos de forma clara como un sujeto constituyente, por lo tanto, ejercemos laborales constitucionales equiparables a las de otras instancias”.

“La apuesta del mundo sindical en Chile es avanzar hacia una Constitución Allendista que ponga en el centro a los trabajadores, que ponga el Valor del Trabajo como un elemento esencial ", Bárbara Figueroa. Clic para tuitear

En tanto, Báez sobre la Carta Magna señaló que: “…la podemos considerar un gran contrato marco […] social, político y democrático. La Constitución debe servir para el avance de las sociedades […] Chile necesita una Constitución transformadora; una Constitución que tienda a resolver los problemas que tiene el país”.

Víctor Báez, secretario General Adjunto de la CSI

Pero en esa línea, puso énfasis en la distinción entre Poder Constituyente y Poder Constituido que será una de las opciones para elegir qué tipo de órgano redactará una nueva Constitución: “…esto tiene que ver con la decisión que van a tomar: el Poder Constituyente tiene la posibilidad de ser de un carácter realmente revolucionario, de cambiar las cosas; una Constitución que cambie las cosas, porque la gente electa como constituyente, viene de las bases y conoce los problemas del país. El Poder Constituido, sin embargo, se refugia en la institucionalidad y el orden de la pretensión inalterable: para qué vamos a cambiar si siempre se hizo así”.

También alertó sobre las contradicciones que deben evitarse en la redacción de una nueva institucionalidad: “…muchas veces en los sectores progresistas, nos hemos preocupado de meter en la Constitución todos los derechos. Ahora cuál es la garantía de su cumplimiento”. De ahí que dio como ejemplo que no se pueden incorporar políticas sociales: “…y después, en otra parte de la Constitución, decimos que el Banco Central tendrá carácter independiente porque entonces no se van a poder las realizar las políticas. El Banco Central, hará lo que se le antoja, a lo que le venga en ganas, pero no lo que conviene a las grandes mayorías para su desarrollo”.

Bárbara Figueroa, presidenta de la CUT Chile

En tanto la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, dijo que: “La apuesta del mundo sindical en Chile es avanzar hacia una Constitución Allendista que ponga en el centro a los trabajadores, que ponga el Valor del Trabajo como un elemento esencial […] por lo tanto, que restituya derechos”, advirtiendo que: “…si queremos ir a disputar los cambios profundos, los vamos a tener que ir a disputar también con movilización. Esto no va a ser un proceso plano”.

En términos de los derechos laborales que deben plasmarse, Figueroa enumeró los principales: Negociación Colectiva, derecho a negociar en todos los niveles, entre ellos Negociación Ramal, derecho a Huelga y la titularidad sindical, todos ellos, precisó: “…son elementos anclas en materia de derechos colectivos”.

Salvador Allende: en su política de Estado puso al centro a las y los trabajadores

En ese contexto, aclaró que se trata entonces de exigir a la Constitución la restitución de derechos y garantías de su cumplimiento: “…a los Constituyentes Convencionales, tenemos que ir a convencerlos de que tienen que garantizar estos derechos, no porque tengan que hacernos un favor, si no que con eso los pone en un nivel que son los mínimos civilizatorios que el mundo reconoce y que Chile no tiene”.

Otra de las disputas que están en juego, es el modelo económico imperante que valora más a los empresarios-empleadores porque dan trabajo no importando las condiciones laborales que ofrecen a los trabajadores y trabajadoras: “…por lo tanto, hay que ir a disputar un nuevo modelo de desarrollo, pero para eso necesitamos que se restituyan valores esenciales, donde no puede ser que sea más importante que alguien dé trabajo versus las condiciones de ese trabajo”, concluyó la presidenta de la multisindical.

  • Revive acá transmisión del segundo Cabildo Constituyente: “Trabajo Decente y Constitución: experiencias Internacionales”.
"Trabajo Decente y Constitución. Experiencias Internacionales"

AHORA | Continuamos con el Ciclo de Cabildos Constitucionales de Trabajadores y Trabajadoras,el tema a abordar será "Trabajo Decente y Constitución. Experiencias Internacionales", para lo cual contaremos con l@s siguientes invitad@s:- Bárbara Figueroa (Presidenta Central Unitaria de Trabajadores – Chile)- Unai Sordo (Secretario General Comisiones Obreras – España)- Víctor Báez (Secretario Adjunto CSI)- Tamara Muñoz (Vicepdta. de RR.II. CUT – Chile)- Cristina Faciaben (Secretaria de Internacional y Cooperación CC.OO. – España)¡Sigan la transmisión en vivo!

Posted by Fundación FIEL Chile on Tuesday, October 6, 2020