Noticias

Ad portas de vencer los plazos el Gobierno aún no agiliza ratificación del Convenio 190 de la OIT

El próximo 21 de diciembre prescribe el plazo para que los Estados miembros de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) informen sobre los resultados de la ratificación del Convenio N° 190 sobre la violencia y acoso en el mundo del Trabajo. La CUT, a través de la Vicepresidencia de la Mujer e Igualdad de Género, entregó este miércoles una carta en La Moneda dirigida al presidente Piñera en la que exponen la necesidad urgente de iniciar la tramitación de su aprobación.  

En la 108.a Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT se adoptó el Convenio 190 con su Recomendación 206

El convenio 190 –con su Recomendación 206-se adoptó en la última Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT, realizada en Ginebra entre el 10 y 21 de junio 2019. En la ocasión tanto el Gobierno de Sebastián Piñera y los trabajadores organizados –representados por la CUT ante la OIT- firmaron el documento, no así los empresarios chilenos, quienes se abstuvieron. El protocolo establece que la ratificación de la firma de los Estados miembros, no debe sobrepasar los 18 meses desde su adopción. De ahí que sea incomprensible que el Ejecutivo, habiendo puesto su rúbrica, aún no envíe el documento para que lo apruebe el Congreso, pues esos son los pasos que impone la legislación nacional para estas materias.

Uno de los principios fundamentales del Convenio señala: Todo Miembro que ratifique el presente Convenio deberá respetar, promover y asegurar el disfrute del derecho de toda persona a un mundo del trabajo libre de violencia y acoso.

Campaña #TrabajoSinViolencia

Y es precisamente la importancia de este Convenio, lo que impulsó a la CUT y la Confederación Sindical Internacional (ITUC Global), con la colaboración de la Fundación Friedrich Ebert (FES Chile), a lanzar una campaña, principalmente en Redes Sociales, llamada #TrabajoSinViolencia. Su objetivo es lograr que el Estado chileno ratifique el convenio y también sensibilizar a la población sobre este flagelo que azota especialmente a las mujeres. 

En ese marco, y en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer (conmemorado este miércoles 25 de noviembre) la vicepresidenta de la Mujer e Igualdad de Género de la CUT, Julia Requena y la presidenta de la Central, Bárbara Figueroa,  acompañadas por un grupo de dirigentas, llegaron hasta el Palacio Presidencial a entregar una misiva. En ella señalan lo importante y urgente que: “…el Estado de Chile asuma las obligaciones y rol estratégico que le asigna el Convenio en materia de prevención, atención y sanción de la violencia en el mundo del trabajo como lo han hecho otros gobiernos de la región”.

  • Lee o descarga acá carta enviada al Gobierno

  • Revive acá transmisión del recorrido hasta La Moneda

Una vez terminada la acción en La Moneda, el grupo de dirigentas emprendió rumbo a los Tribunales de Justicia y luego al Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género para denunciar el rol cómplice que han ejercido jueces respecto de las denuncias de maltrato y acoso en contra de las mujeres y la falta de políticas públicas que efectivamente protejan a las mujeres y pongan freno a los femicidios en el país.

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer: honrar la memoria de las hermanas Mirabal

La fecha del 25 de noviembre de 1960, se escribió con sangre: ese día, en la República Dominicana, las hermanas Mirabal –Patria, Minerva y María Teresa- fueron brutalmente asesinadas por ser fervientes opositoras a la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo.

Hermanas Mirabal, brutalmente asesinadas por agentes de la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo

En el año 2000, la Asamblea General de Naciones, declaró esta fecha como el Día Internacional de la eliminación de la Violencia contra la Mujer, respaldando una resolución adoptada en 1993 que impulsaba precisamente su erradicación, definiendo violencia como: “Todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada”.

Sin embargo, la fecha de conmemoración tiene un precedente marcado por una reivindicación de los movimientos feministas. En 1981, en Bogotá (Colombia) se llevó a cabo el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, oportunidad en la que establecieron, justamente, el 25 de noviembre como el “Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres” de tal forma de honrar la memoria de las hermanas Mirabal.