Noticias

CUT y ACCION presentarán en la ONU informe alternativo sobre avances de la Agenda 2030

¿Desde el 2015 a la fecha, cuánto ha avanzado Chile en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que la comunidad internacional se planteó para erradicar la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad?.

Esa interrogante despejará el informe que en conjunto con la Asociación Chilena de Organismos No Gubernamentales (ACCION), está elaborando la CUT de cara al Foro Político de Alto Nivel que se realizará en  la sede (Nueva York) de la Organización de Naciones Unidas (ONU) entre el 15 y 18 de julio próximo. Se trata de un informe alternativo al que presentará –de forma voluntaria- el Estado chileno sobre el avance de la Agenda 2030 adoptada por 193 países miembros de la ONU en septiembre de 2015, en la que “reconocen que el mayor desafío del mundo actual es la erradicación de la pobreza y afirman que sin lograrla no puede haber desarrollo sostenible”. La Agenda plantea una hoja de ruta –evolución de los objetivos de desarrollo del milenio al año 2030- con 17 ODS y 169 metas integradas en ámbitos económico, social, medioambiental, consumo sostenible, desigualdad económica, cambio climático, fortalecimiento de la paz y acceso a la justicia.

A través de la Vicepresidencia de Relaciones Internacionales (RRII) de la CUT se organizó en la sede de la Central  el  foro: “Construyendo el informe alternativo desde las organizaciones sindicales y sociales”.  En seis ODS se ha centrado la mirada de la CUT que se corresponde con la mirada del sindicalismo internacional sobre desarrollo sostenible: Fin de la pobreza (1°), Igualdad de género (5°), Trabajo decente y crecimiento económico (8°),Reducción de las desigualdades (10°), Acción por el clima (13°) y Paz, justicia e instituciones sólidas (16°).

En la primera jornada, realizada el pasado 5 de abril, junto a dirigentes sindicales y organizaciones de la sociedad civil, participó también la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT). En la segunda etapa, realizada este martes, participaron dirigentes de las centrales de trabajadores de Argentina, Brasil y Uruguay quienes expusieron sus experiencias sindicales con la Agenda 2030. En ambas jornadas se formaron comisiones que trabajaron en torno al estado de avance de los 6 ODS citados.

Laís Abramo, directora de la División de Desarrollo Social de la CEPAL, dijo que: “Es muy importante que tanto el movimiento sindical como las organizaciones de la sociedad civil participen activamente del proceso de la implementación y monitoreo de la Agenda 2030 (…) Es una iniciativa muy importante que la CUT  esté discutiendo eso, que esté vinculando la Agenda 2030 con su quehacer cotidiano y que esté dispuesta a colaborar con su visión junto con organizaciones de la sociedad civil, para entender mejor cuáles son los desafíos que Chile enfrenta en el cumplimiento de la Agenda 2030 y entregar su punto de vista para un proceso de diálogo que es muy importante”.

Maribel Batista, especialista principal en Actividades con los Trabajadores de la OIT para el Cono Sur de América Latina: “Es muy importante que el movimiento sindical ponga este tema dentro de los puntos de su agenda prioritaria que es el seguimiento a los ODS donde todos estamos comprometidos y donde, por primera vez, el tema como el Trabajo Decente es incorporado como un objetivo específico aunque en los demás objetivos también se transversalizan mucho los elementos del Trabajo Decente. Es muy importante que las organizaciones sindicales participen en este proceso, lo pongan dentro de su agenda prioritaria y que puedan también participar y nutrir conjuntamente con otras organizaciones los informes sobre el cumplimiento de los objetivos. De verdad que es una iniciativa muy importante en este tema de la construcción de una sociedad más justa”.

Paulina Acevedo, miembro directorio de ACCION (red que articula a 53 organizaciones no gubernamentales), destacó que este trabajo conjunto entre organizaciones civiles y sindicales permite “comprometernos a trabajar una hoja de ruta y de incidencia conjunta. Estamos felices de poder poner a la diversidad de nuestras organizaciones -donde tenemos múltiples  temas: derechos de niñez, derechos de pueblos indígenas, de género-  todas ellas poder pensar y trabajar en conjunto con las organizaciones sindicales”.

Viviana Rumbo del Plenario Intersindical de Trabajadores-Convención Nacional de Trabajadores de Uruguay (PIT-CNT), dijo que el país se suscribió a la Agenda 2030 “ya con un camino recorrido, eso no lo podemos negar. Lo que sí nos ayuda la Agenda es a tener como otro respaldo a la hora de hacer frente a determinadas embestidas que quiere hacer la derecha o el sector empresarial. Por ejemplo, ahora estamos en medio de una posible denuncia para Uruguay en la conferencia de la OIT por la ley de Negociación Colectiva (…) los empresarios quieren bajarla a los mínimos posibles, sacando el derecho a huelga”.

Ariovaldo de Camargo, de la CUT Brasil, fue enfático en afirmar que bajo los  gobiernos de Michel Temer y ahora el de Jair Bolsonaro el balance del cumplimiento de los 6 ODS “es muy malo”  y no se advierte que se transite por un camino claro de mejora y que, definitivamente, no hay espacios de diálogo social.

Andrés Larisgoitia, director de la Secretaría de RRII de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA), contó que ya han hecho 3 informes alternativos de los cumplimientos de los ODS. Valora su elaboración no solo porque muestran “la falsedad de los informes estatales (…) Sabemos que a los gobiernos en el escenario internacional, les molesta que uno desenmascare las verdaderas políticas” sino también le permite al movimiento sindical disputar verdadero diálogo social “para ser parte de un proceso de construcción de políticas públicas que estén acorde a los compromisos”. Sobre el balance de los ODS, fue categórico: “Cualquier indicador en la Argentina que tomes está yendo para atrás. Ningún avance, ninguna meta se está cumpliendo”.

Tamara Muñoz, vicepresidenta de RRII de la CUT, resaltó que más allá de elaborar este informe alternativo,  lo importante es que: “El mundo social, la sociedad civil, las organizaciones sindicales tomemos esta Agenda que es transformadora y que la hagamos parte de nuestro debate (…) Esta no es una discusión que se debe dar solamente en la OIT, en la Cepal o en las altas esferas sino que nosotros debemos ser capaces de poder llevar esta discusión a nuestras asambleas, con nuestros asociados (…). Debemos sacarle provecho, seguir monitoreándola. Exigir a los gobiernos que cumplan a cabalidad las metas que tienen impuestas para nosotros es pura ganancia”.