Noticias

Portazo a la protección del medio ambiente: Repudiable decisión del Gobierno que declinó firmar Acuerdo de Escazú

Un total desprecio hacia la protección del medio ambiente por parte del Gobierno de Sebastián Piñera, quedó en evidencia al momento en que anunció que no firmará el “Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe” el que apunta a contribuir: “…a la protección del derecho de cada persona, de las generaciones presentes y futura a vivir en un medio ambiente sano y al desarrollo sostenible”.  

Los pilares del Acuerdo de Escazú

La CUT Chile, a través de su vicepresidenta de Relaciones Internacionales, Tamara Muñoz, calificó de “vergonzosa” la determinación del Ejecutivo. Lo increíble de esta decisión no solo guarda relación con el tema de fondo de este acuerdo regional (adoptado en la ciudad Escazú, Costa Rica, el 4 de marzo de 2018; de ahí que se le conoce como “Acuerdo de Escazú”) también con el hecho de que Chile –bajo el mandato de Michelle Bachelet- fue parte del grupo de siete países que lideraron las negociaciones para lograr consenso. En septiembre de 2018 – en la sede de las Naciones Unidas- se abrió a la firma de los 33 países de América Latina y El Caribe.

Tamara Muñoz, vicepresidenta de Relaciones Internacionales de la CUT

“La Central Unitaria de Trabajadores repudia enérgicamente la decisión de Piñera”, señaló Muñoz, denunciando que esta: “…obedece a una postura ideológica que ha beneficiado y resguardado de manera vergonzosa los intereses económicos del gran capital por sobre la protección del medio ambiente y de las comunidades”.

La dirigente, describió el Acuerdo de Escazú como uno de los más importantes en temas medioambientales y cobra especial relevancia para la región pues: “la mayor cantidad de conflictos ambientales, tiene relación con el modelo de empresas extractivistas y contaminantes que desarrollan actividades sin importarles las comunidades que habitan en esos territorios”.

Es por ello, que manifestó que insistirán en el próximo período Presidencial –cuyas elecciones están previstas para el 21 de noviembre 2021- para que el nuevo Gobierno: “…adhiera y ratifique el Acuerdo de Escazú y, por supuesto ocuparemos todas las instancias nacionales e internacionales para denunciar y rechazar la decisión del actual Gobierno que no nos asombra ya que ha sido la tónica con la que ha gobernado”.

Tamara Muñoz, vicepresidenta de Relaciones Internacionales de la CUT
Modelo extractivista que pone en jaque el desarrollo sostenible

En un video explicativo de organizaciones internacionales que promueven la suscripción del tratado por parte de los Estados de América Latina y El Caribe bajo la consigna: #firmaXelAmbiente, entregan lapidarios antecedentes que justifican con creces la necesidad de adherir al Acuerdo que hasta ahora ha sido rubricado por 21 países: “…el 22% de los bosques del mundo están en esta región, pero entre 1990 y 2015 casi un millón de kilómetros cuadrados de selva, fue extinguido; eso es como perder 142 mil canchas de fútbol. Más del 68% del suelo en Sudamérica sufre erosión por la deforestación y la ganadería excesiva (…) Más del 23% de las especies están en riesgo de extinción”.

Revisa acá el video informativo sobre el daño medioambiental de la región


  • Lee acá declaración pública de la CUT