Noticias

CUT/FIEL/AGAL: Alianza estratégica para frenar los abusos laborales y proteger los derechos individuales y colectivos en la crisis y pos crisis sanitaria

Con una mirada en el presente, pero también puesta en el futuro respecto de cómo quedarán las relaciones laborales en cuanto a los derechos individuales y colectivos de los trabajadores/as una vez superada la crisis sanitaria, la CUT junto a la Fundación Instituto de Estudios Laborales (FIEL) y la Asociación Nacional de Abogados Laboralistas de Chile (AGAL) sellaron un compromiso estratégico de cooperación conjunta.

Esta alianza se forjó luego de reunirse –vía videoconferencia- miembros del Comité Ejecutivo de la CUT y consejeros nacionales, con el director Ejecutivo de la FIEL, Guillermo Salinas; el encargado del Programa de Diálogo Social y Tripartismo de la FIEL, Pablo Zenteno y con el directorio de la AGAL, presidido por Carmen Espinoza.

Tras el término del encuentro,  Zenteno, abogado laboralista, hizo un balance positivo de esta alianza toda vez que este tipo de trabajo de cooperación: “…vuelve a generar sinergias que son tan necesarias en el mundo del trabajo, que tienen que ver con que lo sindical, lo político, lo técnico y lo académico se unan para efectos de poder fortalecer tanto los derechos laborales específicos como lo inespecífico en lo que es la crisis sanitaria y lo que han sido las medidas laborales, pero también en lo que va a ser en el futuro”.

Pablo Zenteno

En el análisis que hicieron sobre el actual escenario laboral, Zenteno, dijo que se: “…compartió un diagnóstico común sobre la crítica hacia las políticas del Gobierno en este traslado de la crisis hacia los trabajadores y trabajadoras y herramientas de flexibilidad que han permitido amplios abusos”. Así como también, concordaron en que hay: “…un gran desafío hacia el futuro en el marco de cómo van a quedar las relaciones laborales y sobre todo el impacto en los derechos individuales y colectivos”. En esa línea, explicó Zenteno, se acordó: “…la urgente necesidad de fortalecer los espacios de defensa y protección de los derechos de los trabajadores, sobre todo en el ámbito sindical”.

Pablo Zenteno

Sobre los acuerdos concretos, Zenteno, expuso como ejemplos, el sentido de urgencia coordinada para: “…contener y por cierto denunciar situaciones de abuso laboral en el marco de estas nuevas legislaciones que está promoviendo el Gobierno”. También se contempla la participación de la AGAL en escuelas sindicales o instancias de capacitación y formación que se realizan tanto en la FIEL como en la CUT. Se trata de una línea de trabajo orientada al: “…fortalecimiento, profundización de la libertad sindical sobre todo en el marco de lo que va a ser la pos crisis sanitaria, sobre todo considerando el Proceso constituyente”. Un proceso que se viene  y se alza como una oportunidad histórica de cambiar la actual Constitución Política del país para consagrar derechos que efectivamente protejan a la población en su conjunto. 

Pablo Zenteno

En tanto, la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, se refirió a esta alianza, en el programa “Chile nos importa” de Radio Recabarren. Allí, señaló que en la reunión con la AGAL/FIEL junto con analizar: “todo lo que ha significado la ofensiva del Ejecutivo en materia de proyectos de ley”, se buscarontambién: “…puntos de acción común tanto en materia de formación de dirigentes, responder muchas dudas. Todas estas nuevas normativas, no solo tienen pecado de origen de que están hechas en función de los intereses de los empleadores y de las grandes empresas por sobre la protección de los trabajadores, sino que además como se legislaron tan rápido, fueron tramitación tan exprés (…) el Proyecto de Protección del Empleo demoró siete días en su tramitación, o sea, no se escuchó a nadie; esto fue un trámite en dos Cámaras y para que haya sido en siete días, es una cuestión que tuvo (solo) horas de debate”.

Y justamente la rapidez con la que se legisló esta ley como también la de Teletrabajo,produjo, afirmó Figueroa, que las normas hayan: “…quedado también con muchos vacíos porque, como no se escucha la voz de los actores sindicales, luego se dan cuenta en la marcha que las normas tienen errores, que hay vacíos (…) que se legislaron de manera equivocada. Todo eso ha generado un alto nivel de preocupación en la dirigencia sindical y estamos haciendo una tarea bien importante; hoy día por suerte, abierta la puerta para corregir las imperfecciones y los abusos principalmente; particularmente de la ley de Protección del Empleo, pero no es muy distinto a lo que nos ocurre con la Ley de Teletrabajo”.